La SD Huesca termina la primera vuelta con 28 puntos
El Huesca llega al parón de navidad en una posición cómoda en la clasificación. Foto: sdhuesca.es

El Huesca cierra el primer tramo del curso con una sensación agridulce. A solo cuatro puntos de los puestos de promoción y con una diferencia de siete con respecto a la parte baja de la tabla, el equipo azulgrana encarara la segunda vuelta con una ligera mejoría en comparación con el año pasado, pero está lejos de los números en las temporadas que ascendieron a Primera División. Su punto débil en esta campaña ha sido su trayectoria como visitante. De los once partidos disputados a domicilio, únicamente han logrado una victoria. Datos preocupantes que se estabilizan gracias a su buena dinámica en El Alcoraz. El Huesca deberá encontrar la tecla en 2023 para sumar fuera de casa, poder ser más regulares en Liga y ser capaces de aspirar a más.

Con una posición cómoda en la clasificación, la SD Huesca no ha encontrado estabilidad en las 21 jornadas disputadas. Le costó arrancar en la competición, ya que hasta el cuarto encuentro contra el Ibiza no conseguirían una victoria. A partir de ahí, fue un camino de luces y sombras. Brillando en casa ante su afición y con carencias en la mayoría de partidos disputados lejos del Alcoraz. A pesar de sus dificultades, el conjunto oscense tuvo una buena racha y acumuló siete partidos consecutivos sin conocer la derrota que les acercaba cada vez más a la zona de privilegio. Fue en esa buena dinámica cuando mostraron su mejor cara a domicilio pero, de nuevo, regresaron los fantasmas del pasado y no volvieron a sumar tres puntos fuera de casa.

MISMA PUNTUACIÓN QUE EN 2017, AÑO DE PLAY OFF

Los de Cuco Ziganda solo han conseguido un triunfo en los últimos seis partidos disputados sumando 28 puntos en total en la primera vuelta. En comparativa con otras temporadas a estas alturas, no es un balance tan malo. Desde su ascenso en 2008, el Huesca ha superado tres veces esta cifra: en su estreno en Segunda División y en los dos cursos que ascendieron a la máxima categoría en 2017-18 y en 2019-20 logrando 40 y 35 puntos respectivamente. Pero también ha mejorado estos números ligeramente. En la campaña pasada, los azulgranas sumaron un punto menos y se encontraban en una posición menor en la tabla. Finalmente, el equipo terminó a mitad de clasificación, en tierra de nadie. 

Hay un precedente en el que pueden verse reflejados y confiar de cara al nuevo año. En la temporada 2016-17, el Huesca terminaba el primer tramo con la misma puntuación actual, 28 puntos. Tras una gran segunda vuelta, los oscenses consiguieron meterse en sexta posición y lograron disputar el play off que, finalmente, perdieron ante el Getafe. El conjunto de Ziganda podría seguir el mismo camino que el Huesca del pasado, pero tendrán que reforzarse y superar los baches que han sufrido en esta primera vuelta de la temporada. 

LO MÁS VISTO