La Vuelta en Zaragoza
Zaragoza ha vibrado con La Vuelta

Después de 15 años en el desierto ciclista, Zaragoza ha podido desatarse con La Vuelta a España. El centro de la capital aragonesa tenía pocos temas de conversación más allá de este ansiado regreso. “¿Venían a las cuatro y media?”, preguntaba un hombre a su mujer con paso apresurado dirección a la Puerta del Carmen. Allí, miles de personas se agolpaban para ver a Kuss, Soler, Evenpoel y al ganador Molano.

La etapa 12, que unía los 150 kilómetros que separan Ólvega y Zaragoza, tenía como clara protagonista a la capital aragonesa. E incluso a su provincia, porque recién pasado Villanueva de Gállego, ya se veía cómo decenas de aficionados se agolpaban en el puente que une San Gregorio y el acceso a la Academia General Militar. De ahí en adelante, miles de personas acompañaron a Molano en la victoria, a Roglic en su recorte a Evenpoel y a Kuss liderando La Vuelta a España a su paso por Zaragoza.

El vencedor ha completado el recorrido en 3 horas, 23 minutos y 55 segundos.

Sí, han pasado 15 años para ver una llegada a Zaragoza, pero los recuerdos siguen presentes. Hace década y media, Sébastien Hinault ganó la etapa, mientras que se colocaba líder Egoi Martínez. Esa décima etapa todavía no contaba con Alberto Contador, flamante ganador final de la competición, en los puestos de liderazgo. Y de eso se acordaban los veteranos del lugar, que veían como sus acompañantes – hijos, sobrinos o incluso nietos – ponían cara de póquer al enfrentarse al cuestionario.

Porque 15 años son demasiados. Hasta para los zaragocistas, que de momento dejan de contar temporadas en Segunda cuando van por la número once. Ya parecen recuerdos lejanos esos en los que únicamente el Real Madrid y el Barcelona hacían algo de sombra a los leones. Y por cierto, hablando de zaragocistas, Lluís López y Víctor Mollejo han acudido a sentir de cerca esa adrenalina ciclista. Colocados ambos en la zona de prensa, casi enfrente, pero al otro lado de la valla, veían una bandera aragonesa con un orgulloso escudo del Real Zaragoza en medio.

Echegaray, Puente de La Unión, Paseo Pamplona y Paseo María Agustín eran los lugares más deseados. La meta en la Puerta del Carmen se convertía sin duda en el epicentro donde se agolpaban los aficionados y amantes de una Vuelta especial. Miles de personas en el corazón de Zaragoza volvían a sentir esa adrenalina de ver pasar a un grupo de corredores a velocidades inimaginables para el común de los mortales. La sensación de que por fin llegan, el sonido de las ruedas sobre el asfalto, del viento que levantan a su paso ante el furor de los más entregados.

Zaragoza volvió a sentir eso. Lo que es La Vuelta a España. Lo que es el ciclismo. Lo que es el ambiente de una etapa tras 15 años de sequía. En la Puerta del Carmen se coronó Molano acompañado de varios compatriotas que se dejaban sentir como cualquiera de los maños. Pero lo importante fue todo lo que rodeó al evento. Y todos disfrutaron porque La Vuelta ha vuelto y ha permitido recuperar sensaciones que, para muchos, eran mejor todavía de lo que recordaban.

YouTube video

LO MÁS VISTO

TE PUEDE INTERESAR