Se cuenta que un buen cristiano murió y subió al cielo y allí, en medio de una gran multitud, divisó a Adán y Eva. ¿Cómo pudo identificarlos?

Si no encuentras la solución PULSA AQUÍ
Eran los únicos que no tenían ombligo.

LO MÁS VISTO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.