Son muchas las entidades que han retomado la presencialidad en la organización de sus citas feriales

Termina un año con altibajos en la actividad ferial de la Comunidad. La Covid ha marcado el calendario de este 2021 en el que la mayoría de ferias se han desarrollado en un formato virtual. Tónica que este último trimestre del año está cambiando de tendencia y son muchas las entidades que han retomado la presencialidad en la organización de sus citas feriales. Además, afrontan el próximo 2022 con especial entusiasmo.

Desde la Asociación de Ferias Aragonesas (AFA), entidad que aglutina el 70% de las ferias que se celebran en Aragón, apuntan que los últimos tres meses de este año han sido clave para poder ver que el sector va retomando el pulso y la actividad. “Cerramos un año de mucha incertidumbre, pero que nos deja un final muy esperanzador. Durante el primer semestre la mayoría de las ferias que se desarrollaron lo hicieron en un formato virtual, salvo algunas excepciones, pero ha sido en este segundo semestre cuando se ha recuperado la presencialidad en la mayoría de citas, especialmente desde septiembre”, ha destacado la presidenta de AFA, Belinda Pallás. Durante el 2021, la Asociación de Ferias Aragonesas ha celebrado más de 40 eventos en toda la Comunidad.

Precisamente, para seguir impulsando y promocionando la actividad ferial del territorio, desde la asociación no se ha dejado de trabajar en el asesoramiento y la formación de los asociados, por ejemplo, con una jornada formativa que se celebró en junio. “Las ferias y los congresos tienen un importante impacto económico en nuestra Comunidad y generan muchos empleos directos e indirectos. Por este motivo, después de la pandemia debemos salir fortalecidos de esta nueva situación y orientarnos hacia un nuevo modelo ferial que nos permita seguir creciendo y dinamizando la economía en el territorio”, ha añadido Pallás.

Actualmente, la Asociación de Ferias Aragonesas está integrada por doce entidades, que son las organizadoras oficiales de las ferias de Alcañiz, Barbastro, Biescas, Calamocha, Calatayud, Caspe, Ejea de los Caballeros, Fraga, Monzón, Sariñena, Teruel y Zaragoza. Además, AFA mantiene un convenio de colaboración con la Asociación de Ferias Españolas (AFE) para la coordinación y colaboración conjunta de actividades de interés común para sus respectivos socios.

En estos momentos, la entidad está en una fase de apertura para permitir la entrada como socios de nuevas entidades que puedan formar parte de la propia asociación. De esta manera, AFA pretende “seguir creciendo con el objetivo de seguir representando cada vez más ferias y contribuir a la promoción y desarrollo económico del territorio”.

Nuevos objetivos para 2022 

“El actual entorno, tan complejo y cambiante como consecuencia de la pandemia mundial, ha hecho que en el sector vire hacia un nuevo modelo ferial con objetivos más flexibles. Ofrecer entornos seguros y mejorar los modelos híbridos entre lo presencial y virtual será la tónica de trabajo del próximo año”, ha destacado la presidenta de AFA.

Además, en 2022 se seguirá trabajando la especialización territorial y sectorial, el desarrollo sostenible de las citas o el marketing experiencial. “Los encuentros tienen que crear experiencias de valor en los visitantes para seguir apostando por la creatividad y la innovación en la celebración de los eventos y que esto nos permita encontrar nuevos nichos de mercado”, ha concluido.

NOTICIAS DESTACADAS