Este martes se ha convocado la primera mesa de trabajo del complejo de la carne, fruto del compromiso adquirido por el presidente Lambán de crear el foro “Aragón, de granero a despensa”

El sector cárnico aragonés es fundamental en la economía local. Así lo ha defendido este martes el consejero de Agricultura del Gobierno de Aragón, Joaquín Olona, aludiendo a que se trata de una actividad económica que representa un “6% o 7% del PIB y del empleo” y que genera productos de “total garantía desde todos los puntos de vista”. Y es que, las controvertidas declaraciones del ministro de Consumo, Alberto Garzón, sobre la calidad de la carne española, provocaron resquemor en el sector. La DGA ha puesto en marcha una campaña de promoción de estos productos, en la que ya ha comprometido 115.000 euros y se extenderá hasta finales de mayo.

A nivel autonómico, según ha indicado Olona, se han desarrollado piezas centradas en los medios de comunicación; se ha elaborado una campaña publicitaria para la estación del AVE de Madrid a nivel nacional, y a nivel internacional, se publicó una página en el diario británico The Guardian “intentando trasladar esa garantía indiscutible que tiene nuestra producción cárnica”, ha manifestado el consejero.

Este martes se ha convocado la primera mesa de trabajo del complejo de la carne, fruto del compromiso adquirido el pasado 17 de enero por el presidente Lambán de crear el foro “Aragón, de granero a despensa”, con el propósito de afrontar los retos del sector desde la colaboración público-privada y fijar una estrategia común resultado del consenso. “Planteamos cuatro grandes líneas de actuación: qué papel debe jugar la integración como modelo productivo, qué papel debe jugar el modelo familiar y profesional, qué papel deben jugar las figuras de calidad diferenciada, y qué papel debe jugar la comunicación”, ha expuesto.

Junto al consejero han estado el director general de Calidad y Seguridad Alimentaria, Enrique Novales, y la directora general de Innovación y Promoción del Gobierno de Aragón, Carmen Urbano.

El titular del ramo de Agricultura ha incidido en que el elemento “central” de estas reuniones es tratar de buscar el acuerdo, porque “han de continuar por llegar a un pacto por el sector cárnico aragonés”, y entre las tareas a completar se encuentra la de definir “cuál es el guion, y las cuestiones estratégicas sobre las que tenemos que trabajar”.

Sobre la comunicación, el consejero ha hecho especial hincapié puesto que considera que existe un “déficit” en el sector agroalimentario. “Debemos de explicar a la sociedad, qué hacemos, cómo lo hacemos y por qué lo hacemos”, ha señalado Olona, quien considera necesario establecer un “objetivo común” para ello.

La mesa de trabajo está formada por la Asociación de Industrias de Alimentación de Aragón, Cooperativas Agroalimentarias de Aragón, el Clúster del Porcino, IGP Ternasco de Aragón, DOP Jamón de Teruel, Asociación Aragonesa de Ganaderos de Bovino, Araparda (en representación de las razas autóctonas), Grupo Arcoíris (en representación de la cunicultura), ADS de aves, Aragonesa de Piensos, Grupo Tervalis, UAGA, UPA, Araga y Asaja. El foro ya tiene programada una segunda sesión sobre el reto de la reducción de las emisiones difusas, aunque se desconoce la fecha exacta. Seguirá la misma metodología, aunque Olona ha avanzado que “es un tema más complejo y están llamados también todos los agentes económicos”. “Hablamos de reducir la contaminación difusa y eso compete a todos”.

El coste de producción y el IPC

El IPC ha desacelerado este mes de enero por los precios de la energía. El precio del gas ha aumentado, pero no así la electricidad que da una pequeña tregua a la economía. Las empresas han afrontado elevados gastos en las últimas semanas, por ende, un mayor coste productivo. Pero ese no ha sido el objeto de debate del foro “Aragón, de granero a despensa”. “No porque ese problema no esté y sea muy serio, pero a esta reunión hemos venido todos de acuerdo con la idea clara de que estamos abordando una cuestión estructural”, ha expresado el responsable de Agricultura de la DGA.

Los aspectos coyunturales, “que no pretendo minusvalorar, son un grave riesgo para el sector si no gestionamos bien esta situación y nos podemos quedar sin futuro”, ha advertido el consejero, pero no es objeto analizar “la coyuntura, sino la estructura”, ha zanjado Olona.