Aliaga ha asegurado que los paros en el transporte en Aragón han sido "menos violentos" que en otras Comunidades

“Hay que sentarse y dialogar”. De esta forma, el vicepresidente y consejero de Industria, Arturo Aliaga, ha pedido a los transportistas un “esfuerzo” para sentarse a negociar con el Gobierno central el fin de los paros en el sector, una vez que el Ejecutivo ha puesto sobre la mesa una inyección económica de mil millones de euros entre rebajas en el precio del combustible y ayudas directas. “Se pueden resolver los problemas dialogando sin producir distorsiones en el funcionamiento de la economía”, ha afirmado este lunes en una entrevista a Aragón TV.

En este sentido, Aliaga ha asegurado que los paros en Aragón han sido “menos tensos y violentos” que en otras comunidades autónomas, aunque sí ha existido incidencia en los transportes. “A los aragoneses nos caracteriza la templanza que siempre aparece en situaciones complejas”, ha señalado, remarcando que “evidentemente no se puede trabajar a pérdidas”.

Para solucionar la crisis energética, el Gobierno central va a aprobar este martes en Consejo de Ministros un paquete de medidas con el objetivo de aliviar el precio de la luz y de combustibles. Así, Aliaga ha enumerado algunas iniciativas que, a su juicio, serían clave para relajar los altos costes, tales como poner en marcha un nuevo fondo Covid, retrasar las amortizaciones de los créditos ICO o separar el gas de la electricidad en la conformación del precio mayorista de la electricidad. “Europa no quería y se ha hecho una excepción con el mercado ibérico. Los acuerdos pueden venir por sacar el gas del precio de la energía y pactar un máximo. Hay que crear un precio especial para atender a sectores más afectados”, ha resaltado, añadiendo que la llegada de refugiados también obligará a hacer un esfuerzo en cuanto a facilitar viviendas de alquiler o aplicar medidas de atención en los colegios.

Renovables

Más a largo plazo, se espera que la puesta en marcha de infraestructuras de energía renovable ayude a lograr una energía más barata para los consumidores, aunque Aliaga es consciente de que ello puede generar un problema en el territorio, que ya ha convocado diversas protestas. “No podemos hacer las cosas contra la gente y el territorio. He recibido a alcaldes en mi despacho para atenderles. No se puede llegar como elefante en cacharrería. Hace falta respeto al territorio”, ha defendido.

Una de sus principales apuestas en energía renovable es el hidrógeno. De hecho, este mismo lunes ha mantenido una reunión con los representantes de la empresa estadounidense Raven, que ha decidido desarrollar en Aragón la primera planta industrial de transformación de residuos en hidrógeno de toda Europa, con una inversión que superará los 30 millones de euros.

Respecto a la gigafábrica de baterías del grupo Volkswagen, Aliaga ha remarcado que se ha tratado de una decisión “exclusivamente empresarial”, donde han jugado diversos factores estratégicos. “¿Cómo sabemos si ha pesado o no frente a Aragón el acuerdo que ha hecho con Ford? ¿Cuánto ha pesado o no que Sagunto esté a misma distancia de Zaragoza que Martorell? Quizá responda a cuestiones de futuro de otras áreas”, ha aseverado, garantizando que Aragón “no ha perdido el partido” en la carrera por tener una planta de baterías.

NOTICIAS DESTACADAS