Al acto han asistido multitud de personalidades de la economía y la empresa aragonesa, así como el alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón, o el presidente de Aragón, Javier Lambán

Relevo al frente de la Asociación de Empresa Familiar de Aragón (AEFA). El director general de CEFA, Jorge Blanchard, ha tomado el testigo del presidente del Grupo Sesé, Alfonso Sesé, después de tres años y medio en el cargo con el objetivo de convertir los retos que se avecinan en el tejido económico en “oportunidades”, así como potenciar los ámbitos de la formación y la comunicación, facilitando un contexto que haga que las empresas familiares “vayan a más”.

Blanchard ya ha formado parte durante la anterior legislatura de la Junta Directiva liderada por Sesé, por lo que conoce el funcionamiento de esta asociación y sus necesidades. “He aprendido muchas cosas de él por ser capaz de gestionar una asociación como esta en tiempos tan complicados, como una pandemia. Coincido mucho con sus líneas de actuación”, ha señalado minutos antes de ser investido como presidente de AEFA durante la Asamblea General.

Un relevo que llega en un panorama de incertidumbre económica, pero no tiene dudas de la capacidad de resiliencia de las empresas familiares para salir adelante de esta crisis. “Tenemos una vocación clara de largo plazo, y eso implica seguir invirtiendo y mantener el empleo. Si apostamos por el futuro, que se apuesta, el talento hay que conservarlo y desarrollarlo, independientemente de los tiempos que atravesemos”, ha aseverado Blanchard.

Por su parte, Alfonso Sesé ha reconocido que han sido años complicados por la situación económica, marcada por una pandemia, la guerra en Ucrania o la crisis provocada por la inflación, pero considera que se ha podido avanzar en temas como la formación de los trabajadores o difundir la importancia de la empresa familiar en la Comunidad. Además, ha situado como principales problemas actuales la falta de mano de obra y el alto coste de la energía y el gas.

Al acto han asistido multitud de personalidades de la economía y la empresa aragonesa, así como el alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón, o el presidente de Aragón, Javier Lambán, quien ha calificado a la empresa familiar como el “pilar” de la economía aragonesa y un “agente insustituible” a la hora de planificar el futuro. “El Gobierno desarrolla políticas para atraer inversiones, pero tiene claro que a quien hay que cuidar es a la empresa familiar aragonesa. Me satisface sobremanera y me llena de orgullo cuando hay empresas que se van expandiendo por el resto del país o por el extranjero, dejando claro lo que Aragón es capaz de hacer”, ha resaltado el líder del Ejecutivo autonómico.

AEFA ya cuenta con 84 miembros que generan en torno a 58.300 puestos de trabajo y aportan una facturación global de 14.690 millones de euros, lo que supone un 29% del Valor Añadido Bruto aragonés, recuperando los valores previos a la pandemia. De estas compañías, el 42% están lideradas por la segunda generación de la familia y el 30%, por la tercera generación. Asimismo, más de la mitad, el 52%, cuenta con entre 50 y 250 empleados.

NOTICIAS DESTACADAS