Coches en la Plaza Paraíso
El parque automovilístico aragonés se ha quedado obsoleto

El parque automovilístico aragonés se ha quedado obsoleto. En 2020, último año con datos autonómicos disponibles, la antigüedad de los vehículos en Aragón era de 13,7 años, más de medio año por encima de la media española de ese año. Modelos de coche dignos de colección, matrículas provinciales en vez de europeas y millones de vehículos con sistemas de seguridad con más de una década de antigüedad. No hablamos de museos automovilísticos ni de interesantes colecciones particulares, sino del día a día de las calles y carreteras de nuestro país.

Y es que no es ningún secreto: del parque automovilístico, 22,9 millones de vehículos (o dos de cada tres) cuentan con más de una década de antigüedad y 16,2 millones superan los quince años. ¿Las razones? Muchas y complejas.

La situación económica, los cambios sociales relacionados con la movilidad y la conciencia medioambiental, la crisis de los suministros, o más recientemente, la inflación o el encarecimiento del combustible han lastrado gravemente las ventas de vehículos. De hecho, las matriculaciones se han desplomado un 35 % en los últimos tres años, convirtiendo el parque español en uno de los más antiguos de los países de nuestro entorno, que, a cierre de 2021, alcanzó una media de edad de 13,5 años. Además, la evolución de la antigüedad de nuestros vehículos arroja unas cifras preocupantes, ya que el parque automovilístico de nuestro país es un 38 % más antiguo que hace una década.

Pero más allá de los índices económicos, preocupa una cuestión: ¿Cómo afecta el envejecimiento del parque a la seguridad vial? A este interrogante ha respondido el estudio “Coches obsoletos, riesgo real. Influencia de la antigüedad del parque automovilístico en la accidentalidad (2011–2020)”, elaborado por la Fundación Línea Directa en colaboración con Centro Zaragoza.

El estudio concluye que la falta de renovación de nuestros coches supone un grave desafío para la seguridad vial. De hecho, en la última década, casi 2.700 personas fallecieron en accidentes con vehículos de más de 15 años y el porcentaje de coches de más 15 años que se vieron implicados en accidentes mortales se triplicó, pasando del 15 al 44 % del total. La proporción de accidentes con heridos graves en los que se han visto implicados coches de más 15 años también se ha triplicado desde 2011, pasando del 12 al 39 %.

EL MANTENIMIENTO, CLAVE PARA LA SEGURIDAD VIAL

Las conclusiones de las pruebas en los circuitos son rotundas: un buen mantenimiento es más importante para la seguridad vial que la antigüedad de un coche. No en vano, la distancia de detención de un coche con los neumáticos gastados puede ser un 53 % superior que la de un vehículo con sus ruedas en buen estado, independientemente de su fecha de fabricación.

En este sentido, los aragoneses también suspenden en el mantenimiento de los vehículos, ya que la mitad de los coches que pasan la ITV tienen defectos en la primera inspección y uno de cada cinco cuenta con deficiencias graves o muy graves. Además, preocupa el absentismo: un 40 % de los vehículos que deberían haber pasado la ITV en 2021, no lo hicieron.

El gasto familiar en la puesta a punto del coche también se resiente. En los últimos 10 años, el coste medio en el mantenimiento pasó de 625 a solo 497 euros, un 20 % menos; mientras que en Aragón pasó de 522 a 355 euros, lo que supone un descenso del 32 %. Con ello, no es extraño que los defectos hallados en las ITV no paren de agravarse, especialmente los más importantes para la seguridad vial.

En los últimos 5 años, los defectos graves o muy graves se han incrementado sensiblemente en el sistema de alumbrado, dirección, ruedas, ejes, neumáticos y suspensión, motor y la transmisión y frenos. Esta tendencia se recrudece con la antigüedad, ya que, en la ITV, los coches de más de 10 años aportan el 88 % del total de los defectos graves en los neumáticos y el 93 % de los de alumbrado. En Aragón, el alumbrado y la señalización han sido los elementos de los vehículos que más averías han sufrido.

LO MÁS VISTO