Manos de mujer sobre teclado de ordenador
En los últimos doce meses, 5.400 profesionales han dejado de teletrabajar de manera habitual en la Comunidad

Un estudio de la empresa Randstad destaca que en Aragón 30.000 ocupados teletrabajan de manera habitual, es decir, más de la mitad de los días que trabajan, lo hacen desde sus domicilios. Con respecto a hace un año, este volumen se ha reducido en un 15,3%, un descenso 8,7 puntos porcentuales menos acusado que la media nacional (-24%).

Esto significa que, en los últimos doce meses, 5.400 profesionales han dejado de teletrabajar de manera habitual en la Comunidad. Actualmente, el volumen de profesionales que trabajan en remoto en la región supone el 2,1% del total del país. En lo que se refiere a tasa de teletrabajo, el 5,1% del total de aragoneses ocupados trabaja habitualmente desde sus casas, un porcentaje 1,8 puntos porcentuales inferior al conjunto del país.

Este estudio también ha tenido en cuenta la situación del teletrabajo a nivel autonómico. Randstad destaca que la Comunidad de Madrid, donde el 12,5% de los ocupados trabajan desde sus casas más de la mitad de los días, y Catalunya, donde lo hacen el 7,6%, son las comunidades donde mayor peso tienen estos trabajadores. Junto a Asturias, donde teletrabajan el 7,3% de los profesionales, son las tres únicas autonomías por encima de la media nacional (6,9%).

Con porcentajes más moderados se encuentran la Comunitat Valenciana (6,4%), Galicia (5,9%), Andalucía (5,6%), Canarias, Euskadi (ambas con el 5,4%), Cantabria (5,3%), Aragón (5,1%), Extremadura (4,6%), Castilla y León (4,4%) y la Región de Murcia (4,3%). Cierran la lista Baleares, Castilla-La Mancha (las dos con el 4,2%), La Rioja (3,8%) y Navarra (3,2%).

Los mayores volúmenes de ocupados que trabajan desde sus casas de manera habitual, todos ellos por encima de 100.000 profesionales, se registran en la Comunidad de Madrid (404.700), Catalunya (269.000), Andalucía (184.600) y la Comunitat Valenciana (138.400). La suma de estas cuatro comunidades supone el 70,9% del total del país.

Por otra parte, Extremadura (10,3%) y Cantabria (4,7%) han sido las únicas regiones donde ha aumentado el número de ocupados que suelen teletrabajar con respecto a hace un año, al segundo trimestre de 2022.

Ya registrando caídas, aunque menos acusadas que la media nacional (-24%), se encuentran Euskadi (-6%), la Comunitat Valenciana (-8,1%), Canarias (-12,4%), Aragón (-15,3%), Andalucía (-17,6%), Galicia, Asturias (-17,7%) y la Región de Murcia (-19,3%).

Los mayores descensos tuvieron lugar en Castilla-La Mancha (-25,1%), Catalunya (-28,9%), la Comunidad de Madrid (-30,6%), Castilla y León (-32,1%), Navarra (-33,3%), La Rioja (-40%) y Baleares (-45,3%).

LO MÁS VISTO