Paralelamente, el Ejecutivo va a insistir en la construcción de una segunda estación del AVE próxima al Aeropuerto

El Gobierno de Aragón y la Cámara de Comercio reman juntos en la misma dirección para reclamar al Ministerio de Hacienda que establezca una zona franca junto al Aeropuerto de Zaragoza. Esto permitiría a la capital aragonesa contar con un espacio con beneficios y exenciones tributarias y aduaneras para la importación y la exportación, quedando aparejado a los principales puertos del país y reforzando su posición geoestratégica como referente en logística.

Así ha quedado de manifiesto en una jornada celebrada este jueves en el edificio Pignatelli y que refrenda la unión entre el Ejecutivo y los empresarios en esta cuestión, a falta de que, a lo largo del mes de noviembre, se realice la petición formal y administrativa a través del Consejo de Gobierno. “Hemos tenido varias conversaciones con la ministra de Hacienda y nunca ha manifestado su oposición a esta pretensión, que es inusual, pues, hasta ahora, todas las zonas francas se han otorgado a zonas de mar”, ha expuesto el presidente de Aragón, Javier Lambán.

«LA GUINDA DEL PASTEL»

Porque desde el Gobierno aragonés se tiene claro que esta declaración supondría el salto cualitativo necesario para seguir impulsando a Zaragoza como plataforma líder del sur de Europa. “Hemos reforzado las conexiones ferroviarias, hemos trabajado por el corredor Cantábrico-Mediterráneo y la autopista con Algeciras, y la guinda del pastel sería conseguir que el Aeropuerto sea una zona franca para el tránsito de mercancías por vía aérea”, ha señalado Lambán, que, por la mañana, ha planteado esta cuestión a las ministras Sánchez y Alegría en un desayuno organizado por El País.

Paralelamente, el Ejecutivo va a insistir en la construcción de una segunda estación del AVE próxima al Aeropuerto, que reforzaría también la intermodalidad y el tráfico de pasajeros desde Zaragoza.

En este sentido, el Gobierno de Aragón ya mantuvo conversaciones con un fondo soberano de Dubai para exponerle las posibilidades de inversión en el Aeropuerto de Zaragoza. No obstante, Lambán cree que la colaboración con estos inversores debe extenderse más allá de la habilitación de una zona franca y una segunda estación del AVE, que son “cuantías de índole menor”. “Pensamos en involucrarles en proyectos de más enjundia y que requieran más dinero. Estas son absolutamente asumibles por el Gobierno de España y no requieren de fondos soberanos”, ha afirmado Lambán, que no ha detallado qué iniciativas “de mucha enjundia y muy largo alcance” se han tratado con estos inversores.

LO MÁS VISTO