Foto de archivo de teletrabajo
El sector servicios es el que más apuestan por el teletrabajo, elevándose hasta el 44,1%,

La implantación del teletrabajo en las empresas fue una de las novedades en el mercado laboral que trajo la pandemia. Quizá más forzada que prevista en la mayoría de los casos, las compañías no tuvieron más remedio que adaptarse a la nueva realidad y a los confinamientos para seguir manteniendo su actividad. Ahora, una vez superada la pandemia, al menos en lo que a gravedad de los casos se refiere, muchas también están volviendo a la normalidad.

Así se desprende de la encuesta sobre el uso de las TIC y el comercio electrónico que ha publicado esta semana el Instituto Nacional de Estadística. Según sus resultados, un 35,9% de las empresas aragonesas, es decir, algo más de un tercio, permitió el teletrabajo entre sus empleados durante el primer trimestre de 2022, cinco puntos menos que la media nacional (40,8%), mientras que, un año antes, en los primeros meses de 2021, el porcentaje ascendía al 46,9%, once puntos más y casi la mitad del total. De hecho, un año antes, en la encuesta correspondiente a 2020, ni siquiera se incluía la posibilidad de realizar teletrabajo.

Por sectores, los servicios son los que más apuestan por el teletrabajo, elevándose hasta el 44,1%, seguido de la industria, ligeramente por encima del 31%, mientras que en la construcción cae hasta el 18,3%. Del mismo modo, el número de empleados que teletrabajan regularmente se sitúa en el 11,8%, seis puntos menos que en 2021.

Además, en el primer trimestre del año, la mitad de las empresas aragonesas llevaban a cabo reuniones remotas a través de Internet, y el 81,5% tiene la posibilidad de que sus trabajadores se conecten desde fuera de la oficina o sitio de trabajo a documentos, correos o necesidades de la compañía.

USO DE LAS TIC

Por otro lado, la práctica totalidad de las empresas de la Comunidad ya dispone de ordenadores, y solo en el sector servicios se sitúa al 99,4%. No obstante, solo el 15,26% emplea especialistas en las TIC y apenas el 6,4% cuenta con expertos en ciberseguridad, que cae al 0% en la construcción. De hecho, el 13,8% contrató o intentó contratar responsables de TIC.

Finalmente, el 14,19% de las empresas aragonesas utilizan tecnologías de inteligencia artificial, un dato que se sitúa, en este caso, un punto y medio por encima de la media nacional (12,6%). El principal uso, más de la mitad de los casos, es identificar objetos o personas en función de imágenes, y un 46,6% las emplea para automatizar flujos de trabajo o ayudar en la toma de decisiones.

NOTICIAS DESTACADAS