Viviendas de camineros rehabilitadas en Teruel
Se pretende actuar en 147 viviendas vacías de 11 parques de maquinaria del Gobierno de Aragón

Responder a la demanda de alquiler público, social o asequible es el objetivo principal del Programa Camineros que ha anunciado este lunes el consejero de Vivienda, José Luis Soro. Con él se pretende actuar en 147 viviendas vacías de 11 parques de maquinaria del Gobierno de Aragón, que permitirá ampliar el parque público de vivienda de alquiler. Se espera que los fondos provengan del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, así como del propio Gobierno.

Las viviendas se encuentran en los parques de maquinaria de Barbastro, Fraga, Graus, Jaca, Calamocha, Alcañiz, Teruel, Borja, Calatayud, Caspe y Ejea. El primer paso es realizar unos estudios para así conocer las necesidades de rehabilitación, con el objetivo marcado de reducir en un 60% el consumo de energía primaria no renovable. Para realizar estos análisis se destinará un total de 50.000 euros.

LAS VIVIENDAS QUE NO PUEDAN SER REHABILITADAS SE DEMOLERÁN PARA CONSTRUIR NUEVAS

Cuando los estudios estén finalizados, se determinará en que viviendas se puede actuar y se presupuestarán las obras necesarias. Posteriormente, se firmará un convenio con el Ministerio de Movilidad, Transportes y Agenda Urbana para acogerse a una parte de la financiación que cubriría hasta 21.400 euros por vivienda. Las que no se puedan rehabilitar debido a sus condiciones, se demolerán para obtener solares públicos y se buscarán fórmulas para construir nueva vivienda de alquiler también con financiación europea.

En paralelo, se realizará una consulta con los ayuntamientos para conocer las necesidades de vivienda de cada municipio y así conocer el tipo de alquiler que será más adecuado. Además, se planteará la posibilidad de colaboración económica tanto para las actuaciones como para realizar obras de urbanización para facilitar el acceso a las mismas.

La previsión es que los proyectos de obra se puedan licitar y adjudicar en 2023, de manera que las primeras obras se inicien a finales de ese año. Soro ha señalado que el grueso de la inversión se realizaría en los años 2024-2025 dado que las obras deberán estar finalizadas en junio de 2026. “Nuestro objetivo es conseguir incrementar el parque público de vivienda, pero también garantizar a los inquilinos las mejores condiciones de calidad de vida posible”, ha indicado Soro.

LO MÁS VISTO