Esta línea de préstamos permite atender las necesidades de capital circulante e inversión de las empresas aragonesas

Las empresas afectadas por las consecuencias de la invasión rusa a Ucrania podrán acceder hasta final de 2023 a la línea de financiación específica de Sodiar puesta en marcha por el Departamento de Economía, Planificación y Empleo, con una dotación de siete millones de euros.

La prolongación del conflicto hace necesario ampliar también el apoyo al tejido empresarial y, por ello, se van a ampliar los plazos de solicitud y formalización de operaciones en el marco de esta línea de financiación. Para ello, el Consejo de Gobierno ha autorizado este miércoles la modificación tanto del préstamo participativo por parte de la Corporación Empresarial Pública de Aragón, que permitió habilitar este mecanismo específico, como del reglamento de funcionamiento de la línea de financiación.

Esta línea de préstamos permite atender las necesidades de capital circulante e inversión de las empresas aragonesas, con especial atención a autónomos y pymes, en la actual coyuntura económica generada por la invasión rusa a Ucrania. Está destinada a cubrir las necesidades de liquidez de las empresas afectadas directa o indirectamente por esta grave perturbación de la economía, que se puede traducir, entre otras consecuencias, en una reducción significativa de la demanda; la interrupción o pérdidas de contratos o proyectos; afecciones en las cadenas de suministro, y la elevación anormal de los precios de materias primas y suministros, en especial el de la energía.

PLAZO DE SOLICITUD

Tras la ampliación autorizada este miércoles, las empresas aragonesas podrán acceder a estos préstamos hasta el 31 de diciembre de 2023, bonificándose al 100% el tipo de interés de cada operación y sin comisiones. En concreto, a través de esta línea se conceden préstamos a autónomos y entidades jurídicas -entre ellas, las cooperativas mercantiles- cuyo domicilio fiscal y social se encuentra en Aragón o, excepcionalmente, cuando mantienen un centro de actividad en la Comunidad que resulta relevante desde un punto de vista social o económico.

La financiación con cargo a esta línea oscila entre los 10.000 euros y los 100.000 euros por proyecto, con un plazo de amortización de hasta 36 meses y hasta un año de carencia. Excepcionalmente, cuando los préstamos se destinan a paliar el incremento de los costes de energía, el importe mínimo de los préstamos a conceder se reduce a 5.000 euros.

LO MÁS VISTO