Foto de familia de los galardonados

La localidad de Nueno, en Huesca, ha sido el escenario ayer miércoles de la entrega de la segunda edición de los premios Emprende Rural, impulsados por Fundación Caja Rural de Aragón y Embou. En un entrañable acto, los creadores de los tres proyectos seleccionados en esta nueva convocatoria explicaron sus ideas de emprendimiento y agradecieron la existencia de estas iniciativas para colaborar en la fijación de población en el medio rural y vertebrar el territorio.

El acto, conducido por el humorista y showman Luis Cebrián, contó con la asistencia, entre otros, del alcalde de la localidad altoaragonesa, Guillermo Palacín; el responsable de Marketing y Comunicación de Embou, Etién Aldea, y del director de Fundación Caja Rural de Aragón, José Antonio Artigas.

El primer premio del programa, dotado con 6.000 euros, ha recaído en la sociedad Camaleo de Piedrafita de Jaca (Huesca) por su proyecto de emprendimiento social. La iniciativa, presentada por Ángela Millán, da respuesta a una necesidad importante en los pequeños municipios rurales del territorio.

El segundo premio, de 4.000 euros, lo ha conseguido el proyecto presentado por Víctor Domínguez Gracia. Este joven impulsa la construcción de una zona de coworking con dos oficinas y un almacén en Mozota.

El tercer premio, de 2.000 euros, ha sido para el proyecto “misraíces”, presentado por Álvaro Moreno a través de la sociedad Albarizas Olive Oil. Este emprendedor de Oliete propone una experiencia gastronómica, en un entorno excepcional, poniendo en valor los olivares.

LO MÁS VISTO