Pablo Martínez: “Hay que planificar las compras antes de salir y pensar en los destinatarios”

Por mucho que Mariah Carey nos destroce la cabeza cantando “I don’t care about the presents” cada vez que se acerca el 25 de diciembre, lo cierto es que prácticamente todos los ciudadanos pasamos varias semanas pensando en el regalo perfecto para amigos, familia o esa persona especial a la que sorprender con algo inesperado. Una época donde las compras se disparan y, en más de una ocasión, hay algunos a quienes el espíritu del Grinch les absorbe y solo buscan aprovecharse de esas buenas intenciones por Navidad.

Ante ello, la Dirección General de Consumo del Gobierno de Aragón ha elaborado una guía con unas pautas y recomendaciones claras a la hora de irnos de tiendas, como planificar bien las compras antes de salir, pensar en los destinatarios de los regalos o las cenas de Nochebuena y Nochevieja, huir de los créditos rápidos o tener cuidado con los juguetes, sobre todo, destinados a los más pequeños, como detalla el responsable del área, Pablo Martínez.

PREGUNTA.- Se acercan unas fechas señaladas donde hay que poner especial atención en lo que se compra…
RESPUESTA.- Así es. Empieza este calendario consumista, que ya tuvo un pistoletazo de salida con el Black Friday y estas modas importadas, pero vienen las grandes celebraciones familiares. Viene la Navidad, con sus reuniones, cenas, comidas y regalos, vendrán los Reyes, y llega una temporada consumista de Rebajas, cambios y devoluciones. Vemos a la ciudadanía en las calles, ciudades y barrios que es un ir y venir.

Hay que planificar bien las compras antes de salir

P.- ¿Cuál es la principal precaución que se debe tener en cuenta?
R.- Evitar la compra compulsiva, la compra de repente. Hay que planificar las compras antes de salir, porque debemos planificar el gasto. Todos los pagos con tarjeta tendrán sus cargos. Debemos saber qué queremos y pensar para quién lo estamos comprando, en el destinatario de los regalos o quién va a venir a cenar para planificar un menú acorde. Hay que pensar siempre en los destinatarios de las compras.

P.- Los juguetes y las edades recomendadas siempre son un elemento de precaución en estas fechas.
R.- Si hay que pensar en alguien es en los niños y su seguridad. El juguete ha de educar y divertir, pero, sobre todo, debe ser seguro, traer un marcado CE, de Conformidad Europea, que tenga un etiquetado claro en castellano y esté adecuado a la edad de los niños. Se fabrican buenísimos juguetes y si vienen bien etiquetados nos indicarán el ámbito de edad. También hay que tener especial cuidado con los juguetes para niños de tres años y evitar esas piezas pequeñas que puedan desprenderse. Hay una tarea preventiva de la Inspección de Consumo para que esos juguetes ya no lleguen al mercado. Hay una red de alertas que nos informa de qué productos inseguros podemos tener y eso ayuda a nuestros inspectores a detectarlos y retirarlos.

P.- También hay que tenerlo muy presente cuando compramos por Internet, que a veces con la rapidez del clic se nos olvida, pero también hay riesgos.
R.- Estos días de compras apresuradas no son buenos, y comprar apresuradamente por Internet es incluso peor. Hay que mirar a quién estamos comprando, quién es el vendedor. Cuanto más lejos venga tendremos más impacto en la huella de carbono y habrá más dificultades para entendernos en caso de disconformidad. Hay muchos pequeños comerciantes que también venden por Internet y nos puede ofrecer sus propios productos muy interesantes. Debemos navegar siempre por páginas seguras, usar pasarelas de pago seguras, y ver quién es el vendedor, dónde está ubicado y cómo podríamos ponernos en contacto con él si hay alguna disconformidad. En comercio electrónico los consumidores tenemos un derecho de desistimiento en los 14 días siguientes a la compra.

Debemos observar las indicaciones de seguridad en los locales, accesos y aforos que nos garantizará que tengamos la fiesta en paz

P.- ¿En el comercio físico también existe ese derecho de devolución?
R.- Ahí debemos consultar en cada caso la política de cambios y devoluciones de los establecimientos. En el comercio presencial es una gentileza que nos dan. La posibilidad de cambios debe estar clara y expuesta en cartelería y tickets, en qué condiciones, plazo, si puede hacer cambios y cómo va a ser, con dinero o un vale de compra. Son facilidades que da el comercio. No está obligado, pero la mayoría quieren dar ese plus a sus consumidores. Informémonos de la política de cambios y devoluciones en cada tiempo.

P.- Avanzar en el consumo sostenible debe ser otro de los objetivos como sociedad…
R.- Ese es un propósito que tenemos marcado como objetivo de comunicar y establecer un acuerdo con la ciudadanía. Tenemos que pensar de dónde vienen los productos que compramos, en su impacto en el medio ambiente o incluso en las condiciones laborales de quién los produce. Solo hacer esa reflexión ya es un ejercicio de consumo responsable. También hay que considerar nuestros propios derechos como consumidores, que las compras que hagamos sean buenas para nuestra salud, seguridad y economía personal y familiar.

P.- Han hecho hincapié en alejarnos lo máximo de los créditos rápidos.
R.Disponer de un dinero rápidamente tiene un coste muy alto. Hay que leer bien las condiciones y recurrir solo al crédito al consumo cuando sea algo absolutamente ineludible, y esta temporada de compras no debe serlo. Estamos en un momento de gasto cotidiano. Hay que leer bien las condiciones de los contratos de crédito, porque no suele ser la mejor opción para el consumidor, con unos intereses altísimos. También debemos estudiar las condiciones de pago de nuestras tarjetas de crédito y débito. Cada pago que hagamos tendrá su cargo. Los consumidores deben conocer bien lo que tienen en el bolsillo para que sea algo que facilite la vida y las compras y no nos complique con un sobreendeudamiento que no podamos comportar.

Si realizamos compras en Internet, que sea siempre en páginas seguras

P.- Después del 25 de diciembre llegará el 31 y las fiestas de Nochevieja y cotillones, después de dos años marcados por la pandemia. ¿Qué cuidados debemos tener con estos eventos?
R.- Realmente, que sea una fiesta y no resulte un fiasco. Hay que ver quién es el organizador, estar atentos a la publicidad. Lo que se ha ofrecido debe cumplirse, si hay consumos, recena, desayuno posterior o música en vivo. Debemos tener también un resguardo del pago o un soporte que nos diga quién es el organizador, cuánto hemos pagado y en qué consiste ese cotillón. También observar las indicaciones de seguridad en los locales, accesos y aforos nos garantizará que tengamos la fiesta en paz y sea una buena entrada de año.

P.- También llegarán las Rebajas y la eterna duda de si los descuentos son reales o ha habido alguna subida de precios.
R.- Las Rebajas son Rebajas y, por tanto, deben ser productos que ya estaban a disposición en el comercio que quieren sacar a un precio menor. Lo único que se rebaja es el precio. Siempre recomendamos el etiquetado con el doble precio, el anterior tachado y el nuevo, sin hacer ningún cálculo porcentual y con el IVA incluido, e informando si algunos servicios complementarios los debe pagar el consumidor, como el transporte, instalación o arreglo de ropa. Lo que no se rebaja nunca son los derechos de los consumidores. Es un buen momento para equiparnos y comprar a mejor precio sin renunciar a la garantía ni a todo lo que nos ofrece el comercio, incluso la política de cambios y devoluciones.

P.- Para que la gente os conozca, ¿cómo puede actuar la DG de Consumo cuando alguien tiene una incidencia?
R.- En todo el espacio europeo hay una imposición de que todos los comercios tengan un servicio de atención a sus clientes. En caso de disconformidad debemos dirigirnos a ese servicio y nos tendrán que contestar siempre en un plazo máximo de un mes. En Aragón, todos los establecimientos tienen obligación de disponer de hojas de reclamaciones y estamos a su disposición en los servicios de consumo del Gobierno de Aragón en las tres provincias. Disponemos también de un teléfono gratuito de atención a consumidores, el 900 12 13 14 para teléfonos fijos ubicados en Aragón. Hay consultas por correo electrónico, a consultaconsumo@aragon.es, un canal muy utilizado, y una red de oficinas por toda la Comunidad y en todas las comarcas.

Todos los pagos con tarjeta tienen sus cargos

P.- La educación debe jugar un papel importante en la concienciación de la sociedad
R.- Es esencial trabajar con el ámbito escolar. No formamos consumidores del futuro, sino reflexionamos con los consumidores del presente. Los niños y jóvenes son consumidores de pleno derecho y, en algunos casos, en ámbitos propios, como las tecnologías, contrataciones o contenidos electrónicos. Educar al consumidor es, además, un derecho. El Estatuto de Autonomía establece, aparte de las competencias, un derecho a la educación y la formación para un consumo responsable.

P.- Al margen de la campaña de Navidad, históricamente la telefonía ha sido el principal sector de reclamaciones de consumidores, pero este año la energía imagino que habrá predominado las llamadas.
R.- Le ha ganado ya. Dábamos datos a final de año, pero han crecido más de un 20% las atenciones a consumidores preocupados por su factura eléctrica, con bastante falta de información. A veces no se sabe en qué mercado está, si el libre o el regulado, y se ve sorprendido con cargos que no conocía. Estamos teniendo muchos cambios en la regulación y medidas del Gobierno que se aplican directamente a las facturas de consumidores. No es un ámbito fácil, pero es ineludible en todos los domicilios y causa de preocupación, como el gas.

Otras Entrevistas

LO MÁS VISTO