Asumir esta medida del 20% supondrá un coste de entre 800.000 y 900.000 euros

El Gobierno de Aragón asumirá el 20% del coste de los descuentos que se aplicarán para el transporte de viajeros de recorridos interurbanos competencia del Gobierno de Aragón. El consejero de Vertebración del Territorio, Movilidad y Vivienda, José Luis Soro, ha señalado que “no estoy en política para echarle un pulso a nadie, que una administración haga las cosas mal no es excusa para que el Gobierno de Aragón también las haga” y ha añadido que “hemos tomado la única decisión que podíamos tomar, financiar el 20% para que quien tome un autobús en líneas interurbanas tenga un descuento del 50%”. La financiación restante, el 30%, corre a cargo del Gobierno central.

Soro ha señalado que “la situación seguirá siendo un agravio porque quienes se desplacen usando el ferrocarril, los Cercanías o los autobuses de competencia estatal lo harán de manera gratuita y financiados por el Ministerio”, lo que ha calificado como una “discriminación a los ciudadanos que no pueden hacer uso de estos transportes”. Así, ha instado a que los autobuses dependientes de las comunidades autónomas también deberían «ser gratuitos y financiados por el Gobierno central».

UN COSTE DE MÁS DE 800.000 EUROS

Asumir esta medida del 20% supondrá un coste de entre 800.000 y 900.000 euros. El departamento de Hacienda y el de Vertebración del Territorio han mantenido una reunión esta misma mañana para garantizar los fondos necesarios para hacer frente a este gasto. “La bonificación tendría que entrar en vigor el 1 de enero, pero es imposible técnicamente. Queda mucho trabajo de los técnicos y buscar formulas de compensación”.

En cualquier caso, José Luis Soro ha explicado que “nuestra crítica no es tanto por el agravio económico, que también, es por la falta de sensibilidad del Gobierno central a la hora de garantizar el derecho a la movilidad en Aragón” y ha añadido que “no han entendido que lo que para un madrileño son las Cercanías, para nuestras comarcas son los autobuses, todos deberíamos tener las mismas condiciones de gratuidad independientemente del lugar de residencia”.

UNA DECISIÓN TOMADA CON UNA VISIÓN “CENTRALISTA Y URBANITA”

Para el consejero, para aprobar esta medida se ha aplicado “una visión centralista”, por el trato y la imposición dada a las Comunidades Autónomas y sin que haya habido la posibilidad de tratar el tema; “y muy urbanita”, porque parece que solo importa lo que ocurre con las Cercanías de las grandes ciudades.

También ha mostrado su preocupación por los plazos. En primer lugar, porque la noticia se conoce el 27 de diciembre, dos días antes de la aprobación de los presupuestos y sin tener una partida específica para esta cuestión. En segundo lugar, porque la medida aplicada para el ferrocarril, las cercanías y los autobuses competencia estatal será gratuita durante todo el 2023 mientras que la medida para las Comunidades Autónomas es para seis meses.

“Nos podemos encontrar con que no se siga financiando y con un gobierno en funciones que tendrá que tomar una decisión, que podría ser ya no financiar el 20% sino el 50%. Hablaba el otro día de chantaje, y es lo que he sentido. Me da miedo que el siguiente giro de tuerca el 1 de julio sea el tener que bonificar las autonomías la mitad, y claro, cómo no lo vamos a hacer”, ha indicado Soro.

El consejero se ha referido también a la situación de las empresas del sector “que están preocupadas por la incertidumbre sobre lo que va a ocurrir a partir de enero”. Sobre la aplicación de las medidas, será necesario que las empresas adapten sus sistemas para poder ofrecer los abonos de manera generalizada.

LO MÁS VISTO