Un kilo de comida por cada punto: la colaboración solidaria de Old School Basket y el Central

Las canastas se convertirán en kilos de comida para los más necesitados, gracias a la colaboración del Mercado Central y el club Old School Basket. Todos los puntos que consigan los cuatro equipos de baloncesto que patrocina el Central durante esta temporada, se entregarán en forma de productos frescos a la Hermandad del Refugio de Zaragoza. La previsión es que se alcancen hasta 3 toneladas. Una iniciativa que demuestra que el deporte no es solo competición, sino también solidaridad y compañerismo.

“Mas o menos llevamos unos 1.200 puntos esta temporada entre los equipos colaboradores, y calculamos que serán entre 2 toneladas y media y 3 lo que se donará a la Hermandad del Refugio, que lo necesitan mucho”, ha indicado Fernando Benito, gerente del Mercado Central. A la presentación de la iniciativa este miércoles le han acompañado jugadoras del Old School Basket, así como la concejala de Economía Carmen Herrarte y la concejala de Deporte, Cristina García. También Daniel Bosch, presidente del club y el hermano mayor de la hermandad del Refugio, Santiago Sánchez.

400 AÑOS AL SERVICIO DE LOS MÁS NECESITADOS

La Hermandad del Refugio lleva casi 400 años al servicio de los más necesitados. Cada año 1.500 transeúntes son atendidos por esta Hermandad que les brinda información, acogida, alojamiento e higiene. También hay programas dedicados a las familias con pocos recursos, a recién nacidos con atención fisiológica y dietética y a niños pertenecientes a familias desestructuradas o en el umbral de la pobreza. Además, entre otras actuaciones, ponen en marcha campañas específicas a lo largo del año para llegar a más usuarios.

Con esta iniciativa la Hermandad recibirá una ayuda extra y los encargados de conseguirla serán los niños de 12 a 16 años que forman parte de los equipos masculinos y femeninos. Y lo harán solo con sus canastas. “El motor de los países es la sociedad civil. Aquí hay una colaboración entre un equipo de baloncesto, la Hermandad y el Mercado, que se juntan de forma voluntaria para hacer cosas buenas y que nuestra ciudad mejore. Solo se les puede dar las gracias”, ha concluido Herrarte.

LO MÁS VISTO