En 2020, el capital de riesgo recibió un gran impulso, recaudando un 14% más de dinero que el año anterior. A medida que las personas se acostumbraron a quedarse en casa durante los confinamientos por la pandemia, la industria tecnológica floreció y los precios de las acciones subieron. A pesar del shock económico, se contrató a más personas en medio de todo este entusiasmo.

Sin embargo, cuando las personas comenzaron a reanudar sus patrones de vida normales en 2021, las empresas necesitaban perder parte del peso que habían ganado. La inflación era alta y los tipos de interés subían. Por lo tanto, no fue sorprendente cuando, en octubre, Microsoft dijo que despediría a trabajadores en muchos de sus segmentos e Intel anunció que tendría que despedir a miles de empleados, ya que una gran caída en la demanda de PC había afectado a esta última compañía en los últimos meses. Netflix y Snap también despidieron a muchos de sus trabajadores mientras observaban cómo caían los precios de sus acciones.

Algunos analistas apuntan al contexto de altos tipos de interés, pero no puede ser del todo culpable. Por ejemplo, la decisión de Meta Platforms de invertir 10.000 millones de dólares en el desarrollo del metaverso, cuyo fruto tardaría en florecer, tuvo algo que ver con sus problemas. Además, la dolorosa pérdida de la misma empresa de una suma igual de dinero debido a la renovación de la política de privacidad de Apple también tuvo algo que ver.

En cualquier caso, es probable que la necesidad de recortar costos en el clima económico actual continúe empujando a las empresas a que despidan personal, al igual que el imperativo de demostrar la voluntad de apretar las riendas cuando sea necesario. Únase a nosotros ahora mientras exploramos este problema con miras a su influencia en el ámbito del trading de acciones mediante CFD.

Despidos profesionales

La sobrecontratación se produjo principalmente “en áreas como los servicios profesionales y comerciales, más que en el ocio y la hostelería”, señala Michael Gapen, del Bank of America. El personal empleado en banca, tecnología y bienes raíces ha sido mucho más numeroso que antes de la pandemia y, por lo tanto, se enfrenta al mayor riesgo de despidos. Esto contrasta con los despidos que se produjeron durante la propia pandemia, que se centraron principalmente en sectores de salarios más bajos como la hostelería o el comercio minorista.

En septiembre de 2022, la fuerza laboral de EE. UU. había recuperado sus dimensiones anteriores a 2020, pero estaba compuesta de manera diferente. La hostelería empleaba a 1,2 millones de trabajadores menos que en febrero de 2020, mientras que los trabajadores de servicios profesionales y empresariales aumentaron en 1 millón.

Aunque se contrató a 315.000 estadounidenses en agosto, las empresas responsables estaban «cubriendo sus apuestas un poco en base a la cantidad de contratación que iban a hacer», explicó Dave Gilbertson, de UKG.

El mercado laboral de EE. UU.

En la primera quincena de noviembre de 2022, nos enteramos de planes para despedir a 31.200 personas en el sector de la tecnología. Sin embargo, recuerde que este sector solo emplea al 2% de los estadounidenses, en comparación con, digamos, al sector hotelero, que emplea al 11%. Mientras las empresas de tecnología se deshacían de su personal, otros sectores luchaban por conseguir los trabajadores que necesitaban. “A fin de cuentas, tenemos que recordar que el mercado laboral de EE. UU. sigue siendo extremadamente ajustado”, dice Jennifer Lee, de BMO Capital Markets.

Según Goldman Sachs, sería un error ver los despidos tecnológicos como un síntoma de recesión. Además, «la reducción requerida en la demanda laboral agregada provendrá principalmente de menos ofertas de trabajo en lugar de un mayor desempleo». Aun así, los analistas esperan que el desempleo empeore mientras la Fed mantenga su línea dura. Un síntoma q8ue apuntaría a que podría empeorar es el hecho de que las empresas de tecnología han optado por despedir a sus reclutadores, a diferencia de otros empleados.

Pensando en el futuro

Un gran sector tecnológico ha estado cosechando los beneficios de los despidos recientes, y esa es la puesta en marcha. “Cuando las empresas reducen su tamaño, otras personas talentosas que están empleadas allí pueden considerar buscar en otra parte, ya que es posible que no vean que su compañía sea estable”, explica Prashanth Chandrasekar, de Stack Overflow. Es cierto que las nuevas empresas están luchando contra la escasez de fondos en el contexto actual de altas tasas de interés, pero a las que están «en las últimas etapas de financiación con productos viables en el mercado les está yendo mucho mejor», dice Patrick McAdams, de Andiamo.

Los factores que obligan a las compañías tecnológicas a despedir personal pueden ser beneficiosos para enseñar disciplina financiera y eficiencia. Además, el mundo ha cambiado en los últimos tres años. Mientras que antes, “casi todas las ideas podrían recaudar dinero”, sugiere Tom Stafford, de DST Global, “eso cambiará. No todas las empresas lo lograrán y debemos abrazar el fracaso”.

Por lo tanto, aquellos involucrados en el trading de acciones en CFD en cualquiera de las empresas tecnológicas que hemos mencionado, así como otros motores y agitadores tecnológicos como Amazon, Google o Apple, deben vigilar de cerca tanto el rendimiento de la compañía como las decisiones de la misma. La Fed, que podría afectar a las futuras decisiones de contratación o despido, también jugaría su papel y todo lo citado, en suma, podría afectar a los precios de negociación de las acciones.

LO MÁS VISTO