Representantes de UGT y CCOO
Este miércoles se celebra la mesa sectorial, donde se plantearán hasta 27 amortizaciones

Los delegados de CCOO y UGT en Aragón se han encerrado en la cúpula Gúdar-Javalambre del Edificio Pignatelli para evitar que se celebre la próxima mesa sectorial, este miércoles. En el orden del día está la amortización de hasta 27 puestos de trabajo en el Servicio de tutela de Adultos del IASS, que pasará a estar gestionado por la Fundación para el Apoyo y la Autonomía y Capacidades de las Personas en Aragón.

Sus funciones consisten en tutelar, por orden de un juez, a las personas adultas que no pueden valerse por sí mismas cuando no existe un familiar cercano que pueda hacerlo. Solo en 2018, cifran las dos organizaciones en un comunicado conjunto, atendió a 1.300 personas en la Comunidad.

Según explica el secretario general de CCOO para la DGA, Francisco José González, el objetivo es “mantener toda la plantilla”. Si bien conocían la creación de este nuevo órgano, que califican de “privatización”, las amortizaciones les han pillado de sorpresa. De los 27, “siete puestos que estaban sin cubrir desaparecerán, se recolocará a otros seis y se despedirá a los catorce interinos restantes”, tal como explica González.

Desde el sindicato, lamentan que la decisión se haya producido “sin ningún tipo de negociación” pese a llevar “más de un año denunciando” la situación. Además, añade, otra de las medidas va a ser judicializar la selección de personal del nuevo servicio.

LO MÁS VISTO