Edificio Pignatelli
UGT y CCOO aseguran que seguirán "vigilantes"

CCOO y UGT han puesto fin al encierro que mantenían desde este martes, en el Edificio Pignatelli para evitar la amortización de 27 puestos de trabajo en el Servicio de Tutela de Adultos pertenecientes al IASS.

Función Pública ha retirado el punto del orden del día, por lo que la Mesa Sectorial se ha celebrado sin abordar dicho tema, tal como exigían los representantes sindicales.

Aunque ambas organizaciones consideran que han ganado “el primer asalto” son conscientes de que el Instituto Aragonés de Servicios Sociales (IASS) mantiene sus intenciones como lo han hecho constar las personas responsables de dicho organismo.

Por ello, y a la espera de que se clarifique la postura del Gobierno de Aragón, CCOO y UGT han afirmado que “permanecerán vigilantes y atentos a cualquier movimiento y no dudarán en llevar a cabo nuevas protestas y luchar con todos los medios a su alcance para evitar la privatización de un servicio público fundamental que tutela a las personas más desprotegidas y que además conlleva la destrucción de 27 puestos de trabajo”.

Además, ambos sindicatos esperan que los máximos responsables del Instituto Aragonés de Servicios Sociales y de las distintas fuerzas que conforman el Gobierno de Aragón, reflexionen sobre el papel fundamental de los servicios públicos y de las empleadas y empleados públicos que los sostienen, y por tanto no destruyan empleo público y lleven a más personas al paro.

LO MÁS VISTO