En 2022 la economía ucraniana cayó un 30% y necesita colaboración internacional para reactivar su tejido empresarial

Un total de 35 empresas aragonesas se han reunido este jueves en la sede de CEOE Aragón con la directora ejecutiva de la organización empresarial de Ucrania (European Business Association), Anna Derevyanko, para analizar las opciones de inversión y cooperación empresarial para la reconstrucción del país. En 2022 la economía ucraniana cayó un 30% y necesita colaboración internacional para reactivar su tejido empresarial. Entre los sectores con más oportunidades se encuentran defensa, logística, infraestructura energética y sanidad.

Una iniciativa que se ha impulsado por el momento en Aragón y en Madrid, y que pretende crear sinergias entre las empresas ucranianas y españolas. “Vamos a contar las oportunidades que hay en los distintos sectores. Lo más urgente de reconstruir en Ucrania es el sector de la logística y también la infraestructura energética, porque hay problemas de acceso. También la construcción residencial, para hacer habitaciones y casas para la gente que han perdido sus hogares”, ha indicado Derevyanko.

El presidente de CEOE Aragón, Miguel Marzo, ha explicado que las empresas aragonesas no deben ver esta sinergia solo como una iniciativa de ayuda, sino también como una oportunidad para que las empresas aragonesas abran el mercado. “Aragón puede ofrecerle toda su tecnología y todo su conocimiento. Tenemos sectores y empresas que son referentes a nivel mundial, como la exportación, y son aspectos que podemos ofrecer a un país que lo merece”, ha afirmado Marzo.

UNA COLABORACIÓN EMPRESARIAL ARAGÓN-UCRANIA QUE DARÍA SUS PRIMEROS PASOS

Una posible colaboración entre Aragón y Ucrania que comienza a dar sus primeros pasos, ya que entre ambos países apenas existía relación empresarial. “Tenemos que recibir la información necesaria para introducirnos económicamente en el país y conocer cómo podemos colaborar. Antes de la guerra no teníamos unas relaciones empresariales muy importantes y si hubiera habido ya un tejido aragonés previo sería más fácil. Ahora tenemos que empezar de cero y poco ha poco”, ha indicado el presidente de CEOE Aragón.

LO MÁS VISTO