Unas manos sujetan un teléfono móvil cargando a la luz
Se trata de la caída interanual más pronunciada

El precio de la electricidad en España terminó 2022 un 30,8% más barato que un año antes en comparación con el incremento del 72% que se registró en el mismo del año pasado.

Según los datos definitivos recogidos por Servimedia del IPC publicados este viernes por el Instituto Nacional de Estadística (INE), se trata de la caída interanual más pronunciada desde que se registran datos superando la cifra de diciembre de 2019, cuando se produjo un descenso interanual del 16,4%.

No obstante, en términos mensuales, se registró un incremento del 7% frente al precio de noviembre, lo que rompe tres meses de datos consecutivos a la baja, que, a su vez, fueron precedidos de 19 meses al alza en plena escalada del precio del gas.

A este respecto, el gas acabó el año con una subida del 10,6%, cifra inferior al 11,3% de crecimiento que experimentó en diciembre de 2021, aunque encadenando 18 meses consecutivos al alza respecto al dato del ejercicio precedente. En términos mensuales el precio de este suministro se mantuvo congelado por segundo mes consecutivo.

En cuanto a los carburantes tuvieron comportamientos dispares. El gasóleo cerró 2022 con un incremento del 7%, inferior al crecimiento del 24,6% que experimentó en el año 2021. En términos mensuales, cayó un 12,3%, lo que supone el segundo mes consecutivo a la baja.

Por su parte la gasolina experimentó una caída en su precio del 7,7% interanual en el cierre de 2022 en contraste con el incremento del 23% que registró el año pasado. En términos mensuales, el precio descendió un 10,1% respecto a noviembre, rompiendo una racha de dos meses consecutivos al alza.

LO MÁS VISTO