Este jueves comenzará el periodo de negociaciones entre la empresa y los sindicatos para pactar las condiciones en las que se llevará a cabo el cese de actividad

Los trabajadores del centro logístico de Amazon en Martorelles se han reunido este martes con representantes de la Generalitat de Cataluña para pedirles una nueva actividad para la planta tras confirmarse el traslado de su actividad a Zaragoza. Así se lo han trasladado miembros del Comité de Empresa al Departamento de Empresa y al alcalde de la localidad, Marc Candela, que se han interesado por el conflicto abierto tras el anuncio de cierre y marcha a Plaza.

De hecho, este jueves comenzará el periodo de negociaciones entre la empresa y los sindicatos para pactar las condiciones en las que se llevará a cabo el cese de actividad del centro. Desde el primer momento, los responsables de CCOO calificaron el anuncio de un “ERE encubierto”, mostrando su “frontal rechazo” al traslado de la planta, que afectará a unos 800 trabajadores.

Desde la compañía informaron de que se había ofrecido a los trabajadores su traslado a otros centros españoles, “garantizando un puesto para todas ellas”. Además, mantienen que el cierre de la planta forma parte del “proceso de modernización de su red logística en España”. Además del de Plaza, Amazon también anunció la apertura de un nuevo centro logístico en Far d’Empordà (Girona), que abrirá sus puertas en abril.

Esta actividad se llevará a la planta que el gigante del comercio electrónico abrirá en la Plataforma Logística de Zaragoza en marzo. Las previsiones iniciales fijaban la puesta en marcha de esta nave de más de 52.000 metros cuadrados para 2022, pero finalmente fue aplazada para el primer trimestre de este año, sumándose a los otros centros que tiene en la Comunidad, como el de última milla, el de Amazon Fresh o los tres centros de datos en Villanueva de Gállego, El Burgo de Ebro y Huesca.

LO MÁS VISTO