Aragón es la cuarta comunidad con menor porcentaje, por detrás de La Rioja, País Vasco y Castilla y León

El mercado laboral aragonés se resintió durante el último trimestre de 2022. El número de parados ha crecido en 2.300 personas entre octubre y diciembre, por lo que la tasa de paro se ha situado en el 9,41% de la población activa, tres décimas por encima del trimestre anterior, al acumular 60.700 desempleados, según la Encuesta de Población Activa (EPA). Así, Aragón es la cuarta comunidad con menor porcentaje, por detrás de La Rioja, País Vasco y Castilla y León.

La ocupación disminuía en Aragón tanto en términos trimestrales como interanuales, lo que provocaba un ligero incremento del desempleo. Por su parte, la población activa aumentaba respecto al verano pero disminuía en comparación con el otoño del año anterior.

El otoño acostumbra a mostrar un mal comportamiento del mercado de trabajo en Aragón por comparación con el verano, por motivos estacionales. Así, en los últimos veinte años, el empleo en Aragón ha disminuido en el cuarto trimestre respecto al tercero en 16 ocasiones, experimentando aumentos en sólo cuatro de los casos (en los años 2006, 2012, 2016 y 2020). Por provincias, la tasa de paro en el cuarto trimestre de 2022 se situó en el 8,91% de la población activa en Huesca, en el 9,73% en Teruel y en el 9,48% en Zaragoza.

EVOLUCIÓN ANUAL

En el cuarto trimestre de 2022 la población activa en Aragón se reducía en 2.700 personas en un año, que se traducía en una disminución del 0,42% en tasa anual. Así, el número de activos en otoño se situaba en un total de 644.600 personas en Aragón. Por su parte, el número de ocupados en Aragón se situaba en 584.000 personas en el cuarto trimestre del año, es decir 5.000 menos que un año antes, lo que equivale a una caída del 0,85% en tasa anual. Como consecuencia de ambas variaciones, el número de parados aumentaba en 2.300 personas en un año, quedando en un total de 60.700 personas en situación de desempleo en el cuarto trimestre de 2022.

La tasa de paro juvenil, es decir, la que afecta a las personas de entre 16 y 24 años de edad, se situaba en el cuarto trimestre de 2022 en el 20,25% de la correspondiente población activa en Aragón. Por su parte, en el promedio nacional la tasa de paro juvenil en el cuarto trimestre de 2022 se situó en el 29,26% de su población activa.

El número de hogares con todos sus miembros activos en paro durante el cuarto trimestre de 2022 se situó en Aragón en un total de 22.400, lo representaba el 5,74% del total de hogares aragoneses donde había al menos un activo, 1,83 puntos por debajo del promedio nacional.

Atendiendo a los sectores productivos, en el cuarto trimestre de 2022 el empleo aumentaba en industria y servicios mientras por el contrario se reducía en los agricultura y construcción. Así, la ocupación aumentaba en otoño un 1,67% anual en servicios, equivalente a 6.700 ocupados más que en el cuarto trimestre de 2021. A continuación, en industria el incremento era de 900 empleos en el cuarto trimestre, un 0,80% anual. En sentido contrario, el empleo sufría caídas en el cuarto trimestre de 2022 del 0,85% anual en agricultura y de un abultado 27,17% anual en construcción. Ello se traducía en una pérdida de 500 y 12.200 empleos, respectivamente.

EVOLUCIÓN POR GÉNERO

Atendiendo al género, el comportamiento del mercado laboral aragonés fue más positivo entre los varones. La población activa femenina se reducía de forma significativa, hasta quedar en 301.900 mujeres activas, 5.300 menos que un año antes, lo que supone una disminución del 1,74% anual. En sentido contrario, la población activa masculina aumentaba un 0,75% anual en el cuarto trimestre, equivalente a 2.600 activos más, hasta alcanzar 342.800 hombres disponibles para trabajar.

En materia de empleo, la ocupación descendía en 9.700 mujeres en un año, resultando un total de 266.900 mujeres ocupadas, equivalente a una sensible caída del 3,51% en tasa anual. Sin embargo, la ocupación masculina aumentaba un 1,50% anual en el cuarto trimestre, equivalente a 4.700 ocupados más en un año, quedando en un total de 317.100 hombres ocupados en el período.

Como consecuencia de estas variaciones, el número de paradas se situó en 35.000 mujeres en el cuarto trimestre del año, 4.400 más que en el mismo trimestre del año anterior, lo que dejó la tasa de paro femenina en el 11,61% de su correspondiente población activa. En el colectivo masculino los parados eran 25.600 hombres en el cuarto trimestre, 2.200 menos que un año antes, lo que condujo la tasa de paro masculina al 7,48% de su población activa.

EVOLUCIÓN TRIMESTRAL

Por comparación con el tercer trimestre de 2022, la población activa aumentó en 2.300 personas respecto al trimestre precedente (0,36% trimestral), mientras que el empleo se reducía en apenas 100 personas respecto al verano (-0,01%). Considerando ambas variaciones, el número de parados aumentaba en 2.300 personas en un trimestre, equivalente a un incremento del 4,01% trimestral.

LO MÁS VISTO