Amazon tiene previsto abrir el próximo mes de marzo su nuevo centro logístico en Zaragoza

La multinacional americana Amazon pagará 7.250 euros a cada trabajador de su planta de Martorelles que acepte el traslado a la nueva nave que va a abrir en Zaragoza o a cualquiera de los otros centros que tiene repartidos por España. Esta compensación se abonaría, por un lado, con un pago único de 4.580 euros y otros 2.400 prorrateados en doce meses.

Así se recoge del preacuerdo al que han llegado el Comité de Empresa y los sindicatos después de que el gigante del comercio electrónico anunciara el cierre de Martorelles y el traslado de toda su actividad al nuevo centro de Plaza. Además, contempla indemnizaciones de 33 días con un plus de 375 euros por año trabajado y un pago único de 690 o 790 euros, en función de la categoría laboral.

Amazon tiene previsto abrir el próximo mes de marzo su nuevo centro logístico en Zaragoza, que será de modalidad “cross docking”, el único de estas características en España y el séptimo en Europa, junto a otros dos en Reino Unido y Alemania y otros en Francia y Polonia. Su función es ser la puerta de entrada de productos, consolidarlos y suministrarlos a los centros de primera milla y almacenes de la multinacional en toda Europa, no al cliente final, ya sean los diez que tiene en España o centros de “Manchester o Praga”, siendo “el primer paso” de la cadena logística, como detallaba la responsable de Nuevos Desarrollos de Amazon en Europa, Sonia Corvera, en una visita de los medios de comunicación a las nuevas instalaciones.

Además, de esos siete, solo otros dos, los de Doncaster (Reino Unido) y Helmstedt (Alemania) contarán con una tecnología similar de robotización y automatización. Aunque la principal novedad será el sistema de estanterías Kariba, de 14 metros de altura, que almacenará productos “de poca rotación”, como pueden ser sombrillas o árboles de Navidad, que tienen una alta demanda, pero en momentos y épocas muy concretas del año. “Es la primera vez que, junto al cross docking, incluimos un almacenamiento Kariba de productos de poca rotación y alta estacionalidad”, explicaba Corvera.

Las instalaciones ya están preparadas para comenzar su actividad y tendrán capacidad para mover por sus 52.000 metros cuadrados hasta 2,1 millones de productos cada día. Lo hará en turnos de lunes a viernes, de mañana y tarde, aunque la previsión es trabajar 24 horas y 7 días a la semana con mil empleados en tres años.

LO MÁS VISTO