La reunión ha tenido lugar esta semana en el Centro Cívico de La Cartuja

La Asociación de Industriales de la Ribera Baja del Ebro (Airbe) ha asistido esta semana a una reunión, organizada por el Ayuntamiento de La Cartuja, para abordar los avances de las obras de la N-232 y el soterramiento de la rotonda de la A-68, un proyecto donde se prevé la construcción de un paso inferior bajo la glorieta de manera que canalice el tráfico que circula por la A-68. De esta forma, el tráfico que circule por esta vía no precisaría acceder a la Z-40 y, por lo tanto, no tendrá que cruzar la glorieta.

Desde Airbe, la gerente, María Moreno, explica que «somos conscientes de que va a ser un año duro en el que habrá que minimizar las afecciones de movilidad, transporte público e incidencias. La previsión es que estas obras comiencen a finales del mes de julio y tenemos que estar preparados».

La reunión, celebrada en el centro cívico de La Cartuja, ha contado con la asistencia de representantes empresariales del corredor, miembros de la Guardia Civil de El Burgo de Ebro, y el alcalde de La Cartuja Baja, José María Lasaosa, entre otros.

Unos 28.500 vehículos de media al día circulan por la A-68 y ocasionan frecuentes retenciones en las entradas a la glorieta, siendo las de mayor importancia la de los vehículos que circulando por la autovía se dirigen a Zaragoza.

CAMPAÑA DE SEGURIDAD VIAL ¡QUIERO QUE VUELVAS!

Airbe puso en marcha a finales del mes de marzo una campaña de concienciación en colaboración con la Fundación Educatrafic y la Dirección General de Tráfico (DGT) bajo el nombre !Quiero que vuelvas! Su objetivo es concienciar sobre las cifras de accidentes y, sobre todo, de víctimas de la N-232, catalogada como de «alto riesgo». Esto, sumado a las próximas obras del soterramiento de la rotonda de la A-68, va a suponer un mayor índice de siniestrabilidad y, «tenemos que actuar”, concluyen de Airbe.

LO MÁS VISTO

TE PUEDE INTERESAR