Trabajador
Por patologías, las que motivaron la baja médica fueron principalmente traumatológicas.

En Aragón, el absentismo laboral derivado de la Incapacidad Temporal por Contingencias Comunes (ITCC), es decir, por baja médica, continúa aumentando. En 2022 el coste total asciende 390 millones de euros, lo que supuso un incremento anual del 11,97%. Esto equivale, en cómputo general, a más de 28.000 trabajadores que no ocuparon su puesto ningún día del año, o lo que es lo mismo, 6 de cada 100. Estos datos se extraen del Informe elaborado por CEOE Aragón con datos de AMAT de 2022 y de Mutua MAZ de 2023, que este jueves han analizado en una reunión. Como solución los empresarios piden reorganizar el sistema sanitario para reducir los tiempos de curación y que las Mutuas tengan un papel más relevante en colaboración con la Seguridad Social.

Los sectores que presentaron un mayor absentismo laboral en Aragón en 2022 fueron Comercio al por menor, Fabricación de vehículos de motor y Servicios de comidas y bebidas. Por patologías, las que motivaron la baja médica en la población protegida por las Mutuas en Aragón (460.152) fueron principalmente traumatológicas. Entre las más comunes se encuentran alteraciones de la espalda, alteraciones de la columna cervical, trastornos de articulación, tendinitis y trastornos de tejidos blandos.

Desde CEOE Aragón advierten que el absentismo laboral tiene un efecto directo en la productividad de las empresas, sobre todo en las pymes. “Necesitamos tener los recursos necesarios para atender a nuestros clientes, cuando un trabajador no viene no los tenemos, por lo que estamos perdiendo tanto competitividad como productividad”, ha indicado el presidente de la Comisión de Relaciones Laborales, Salvador Sánchez.

CEOE ARAGÓN PIDE REDUCIR LOS TIEMPOS DE CURACIÓN Y LAS LISTAS DE ESPERA

Como soluciones para reducir el absentismo laboral, desde CEOE Aragón apuntan hacia la necesidad de mejorar la Atención Primaria y de reducir de las listas de espera. “El tiempo de curación de los trabajadores tiene que ser muy inferior al de ahora. Un trabajador que puede curarse en tres meses, tiene que curarse en ese tiempo, no estar esperando un año. Eso es esencial”, ha explicado Sánchez.

En esta línea, los empresarios también piden que las Mutuas tengan un papel más importante en estos procesos. “Los recursos que tienen las Mutuas para atender a los trabajadores y que se curen más rápido se tienen que utilizar. Hace falta una legislación diferente a la que ahora tenemos. Hay que cambiar y que haya más colaboración entre el Instituto de Seguridad Social y las Mutuas”, ha concluido.

LO MÁS VISTO

TE PUEDE INTERESAR