Este modelo de colaboración entre instituciones, Universidad y empresa pretende incorporar una cuarta pieza -la sociedad civil- para asegurar el progreso y el bienestar de Aragón

Un concurso “Elevator Pitch” ha iniciado este miércoles los premios Triple Hélice en el Paraninfo de la Universidad de Zaragoza. Un total de siete investigadores y emprendedores han defendido sus proyectos durante un tiempo de cuatro minutos ante un jurado especializado, que debía reconocer el compromiso de los mismos con la transferencia de investigación. El primer puesto ha sido para la fisioterapeuta Elena Bueno, que ha presentado una férula para tratar el síndrome del túnel carpiano, una patología muy frecuente en la población trabajadora y en mujeres embarazadas.

La férula planteada incorpora la novedad de realizar un tratamiento, en detrimento de las convencionales, que simplemente evitan que el problema empeore. “Cada vez que el paciente la lleva, imita el efecto de las técnicas que hacemos los fisioterapeutas en la consulta”, ha explicado la premiada. Ahora se encuentran en trámite de patente contactando con empresas que quieran fabricarla y comercializarla. Se trata de una férula más pequeña y sencilla, lo que permitiría, según la propia Bueno, una mejor venta al público.

Más de 15 años han transcurrido desde que comenzaran a investigar esta línea de trabajo, en la patología del síndrome del túnel carpiano y la técnica manual o técnicas de fisioterapia. En lo referente a la férula, llevan un lapso de tres años en su planificación, diseño y puesta a punto, primero en sujetos sanos y posteriormente en pacientes que sufren esta dolencia. “Hemos observado que consigue disminuir los síntomas, conduce a una mejora de las personas y resulta bastante más cómoda que la convencional”, ha subrayado.

Uno de los temas que todavía deben desarrollar, según ha reconocido, es el relacionado con el material del que estarán hechas las férulas. “Hay infinidad de materiales. Por ahora trabajamos con un termoplástico. Permite flexibilidad y cierta movilidad, y no es perjudicial para la piel”, ha matizado.

El segundo galardón ha sido otorgado a María Jesús Serrano por su proyecto «Poctefa Testacos» con la empresa Zeulab, que gestiona residuos antibióticos en ganadería. En este contexto, ha apuntado que alrededor de 4.000 personas mueren al año por la resistencia a los antibióticos.

El tercer premio se ha concedido a Luis Alberto Angurel, emprendedor que ha creado la empresa Glasskin Tech. Su objetivo es llevar al mercado un nuevo concepto de vidrio con propiedades disruptivas y respetuoso con el medio ambiente, creando vidrios más resistentes con menor espesor, con formas complejas y nuevas funcionalidades que aumenten su resistencia ante impactos, tengan más seguridad en el modo de ruptura y mejoren su estética.

Sinergias entre ciencia, tejido empresarial y ciudadanos

Este modelo de colaboración entre instituciones, Universidad y empresa pretende incorporar una cuarta pieza -la sociedad civil- para asegurar el progreso y el bienestar de Aragón. “La creación de sinergias entre la ciencia, las empresas y la ciudadanía es prioritaria para la modernización de nuestro territorio, para permear el sistema productivo y para que la economía basada en el conocimiento sea una realidad”, ha defendido la consejera de Ciencia, Universidad y Sociedad del Conocimiento, Maru Díaz.

Según ha manifestado, bajo ese paradigma está trabajando el Gobierno de Aragón, que ha incrementado su esfuerzo inversor en I+D+i un 43% desde el inicio de legislatura. Como ejemplo, ha citado las recientes convocatorias de ayudas para pymes y para el sector farmacéutico. Junto a ese aumento de la inversión, “resulta fundamental reforzar la cooperación e interacción entre todas las patas del ecosistema investigador y de innovación”.

Por su parte, el rector de la UZ, José Antonio Mayoral, ha querido hacer hincapié en que estos premios rompen varios mitos. Por una parte, se demuestra que la Universidad no está alejada del sector productivo, además de que se puede “perfectamente” innovar desde múltiples áreas del conocimiento a través de proyectos “muy variados”, y en colaboración con empresas de “diversa índole”. También ha añadido que “no todo se hace desde Zaragoza”, ya que ha habido reconocimientos para compañías de Huesca y Teruel. “Tenemos muy buena posición. La UZ está muy por encima de su puesto real en la clasificación nacional de transferencia. Nos espera muy buen futuro porque seremos capaces de crear riqueza y empleos de calidad”, ha manifestado.

Reconocimiento a empresas e instituciones

Además, ha tenido lugar el reconocimiento a las empresas e instituciones que colaboran con la UZ. El Premio Triple Hélice Empresa 2021 ha sido concedido a Lear Corporation Holding Spain, S.L.U., empresa líder mundial en el diseño y manufactura de asientos y módulos eléctricos y electrónicos que brinda sus servicios a más de 400 fabricantes de automoción. Cuenta con un total de 257 centros de ingeniería y producción repartidos en 38 países de todo el mundo. Desde 2007 colabora con la Universidad de Zaragoza a través de varios proyectos de investigación. El galardón ha sido recogido por el director de Energía y Electrificación, Antonio Garrido.

Por otro lado, el Premio Triple Hélice Cátedra 2021 ha sido para la Cátedra Térvalis de Bioeconomía y Sociedad. El grupo empresarial turolense Térvalis lleva en su ADN la apuesta por la bioeconomía en todos sus procesos, alcanzando un desarrollo industrial y económico sostenible a través de un uso eficiente de los recursos naturales. Esta cátedra persigue generar investigación avanzada e interdisciplinar, y pretende alzarse como un foro de debate de referencia en dicha materia a través de intercambios con otras universidades, seminarios, talleres, cursos y formación permanente. Lo ha recibido la gestora económica de proyectos de I+D, Laura Sánchez.

Asimismo, el Premio Triple Hélice Clúster 2021 ha ido a parar al Clúster de Automoción de Aragón, que aglutina a 75 socios, entre empresas del sector de la automoción y organismos oficiales, entre los que se encuentra la UZ. Su propósito es reforzar la competitividad del sector del automóvil como motor de la economía aragonesa y su área de influencia, convirtiéndose en referente para todas las empresas y agentes del sector. Ha sido entregado a su presidente, Benito Tessier.

Por último, el Premio Triple Hélice Acción Institucional 2021 ha sido destinado a la Diputación Provincial de Huesca por su colaboración con la UZ en todas las actividades que redundan en beneficio de la sociedad, especialmente en las relacionadas con la I+D+i. Lo ha recibido el delegado de Asuntos Sociales y Transparencia, Protección de Datos y Administración Electrónica, Antonio Biescas.

NOTICIAS DESTACADAS