Alumnos de la Universidad de Zaragoza
A pie, en bicicleta o en transporte público son algunas de las opciones y en las que más se va a trabajar

Construir una comunidad universitaria que acuda a los centros de estudio utilizando un trasporte sostenible es el centro del nuevo Plan de Movilidad Urbana Sostenible de la Universidad de Zaragoza. A pie, en bicicleta o en transporte público son algunas de las opciones y en las que más se va a trabajar para conseguir este objetivo principal. Para ello, se reforzarán frecuencias de autobuses, se acondicionarán carriles bici y se mejorarán las conexiones, entre otras actuaciones.

Este Plan se ha presentado este miércoles en pleno campus de San Francisco. Han estado presentes el vicerrector de Planificación, Sostenibilidad e Infraestructura de la Universidad de Zaragoza, Ángel Pueyo; el consejero de Vertebración del Territorio, Movilidad y Vivienda del Gobierno de Aragón, José Luis Soro; el director general de Investigación e Innovación del Gobierno de Aragón, Ramón Guirado; la directora general de Universidades del Gobierno de Aragón, Yolanda Sancho; y el director-gerente del Consorcio de Transportes del Área de Zaragoza, Juan Ortiz. También ha intervenido Alberto Sánchez, director de Deportes en Universidad de Zaragoza.

En materia de transporte público, se han analizado en una mesa redonda los modelos de movilidad interurbanos y territoriales entre los campus aragoneses, la incentivación del transporte público en la comunidad autónoma y el incremento de frecuencia de líneas de transporte público de acceso a los campus en las horas de máxima afluencia. Como ha explicado Ángel Pueyo, se harán varios análisis para tomar decisiones sobre las paradas de autobuses y tranvía.

En cuanto a la bicicleta, solo el 4% de los alumnos acuden de esta forma a la Universidad, y una de las líneas de actuación del nuevo Plan trabaja en esa línea. Se ha presentado Bici Unizar, una serie de estrategias para fomentar la bicicleta y que pretende promover una movilidad saludable y sostenible. Para ello, se plantea un programa de alquiler de bicicletas, además de mejorar las redes de los carriles bici, sobre todo en puntos como la Facultad de Veterinaria o el Campus Río Ebro.

Además, esta iniciativa contará en el futuro con una aplicación móvil, con el objetivo de acercarse más al público universitario y diversificar los usos con un sistema de gamificación y recompensas. “El estudiante podrá entrar, darse de alta y optar a una beca, una ayuda, una compra de una bicicleta, un descuento etc. También sabrá donde aparcar, si hay sitio para hacerlo o donde está el taller más cercano. Todo eso es el camino que tenemos que empezar a andar”, ha explicado Alberto Sánchez.

Todas estas acciones, como ha apuntado Yolanda Sancho, permitirán crear un espacio piloto en el campus, que se podrá expandir a otros puntos de la ciudad, lo que mejorará la calidad de vida de la sociedad aragonesa. Entre otras ideas, se plantea eliminar los más de 500 aparcamientos que tiene el campus de San Francisco o peatonalizar las calles colindantes, además de reforzar los accesos en bicicleta al interior del campus.

NOTICIAS DESTACADAS