Títere de Albert Einstein durante la presentación de las actividades
Charlas, títeres y dramatizaciones son algunas de las actividades de “Centenario de una visita: Einstein, 50 horas en Zaragoza”. Foto: Carlos Burillo

El mediodía del lunes 12 de marzo de 1923 Albert Einstein pisó por primera vez Zaragoza. Una visita que duró tan solo 50 horas pero que sirvió para que el científico declarara que solo en la capital aragonesa había percibido las palpitaciones del alma española. Tanto fue así que, el día de su partida, emocionado al escuchar una rondalla que contrataron por su cumpleaños no pudo sino abrazar con entusiasmo a una jotera. Pero el motivo de su visita no era el ocio, aunque es verdad que se divirtió mucho, sino impartir dos conferencias en el actual edificio del Paraninfo de la Universidad de Zaragoza, un hito en la historia de la universidad que se conmemorará el próximo marzo de 2023 con diversas actividades.

Tras haber sido galardonado con el premio Nobel, Zaragoza recibió a Einstein como si fuera de la realeza. El impacto de su visita resonó en toda la sociedad y, especialmente, en la ciencia puesto que consiguió abrir a los científicos españoles a las teorías modernas y reducir las críticas a sus trabajos. Por ello, ahora, la Universidad de Zaragoza quiere celebrar el centenario de esta histórica visita con numerosas actividades que visibilizarán la figura del físico alemán así como su legado científico. Con estas actividades también quieren “lograr que la ciudadanía se acerque a la ciencia”, ha señalado el rector de la Universidad de Zaragoza, José Antonio Mayoral, y demostrar “la capacidad de Zaragoza para atraer el talento, aunque solo sea durante 50 horas”.

“Para la ciudad la visita de Einstein es algo muy importante”, ha destacado la vicealcaldesa, Sara Fernández, que también ha querido resaltar que “desde el Patronato de Turismo lo ponemos en valor cada vez que tenemos ocasión porque es un hito que nos diferencia de otras ciudades”. El Ayuntamiento de Zaragoza ha colaborado con esta conmemoración y, especialmente, con una de las actividades que se incorporará a la oferta turística de la ciudad: la ruta turístico-científica “Einstein, 50 horas por Zaragoza”. Una visita que “nos va a permitir volver a visitar el Paraninfo, el Casino Mercantil, la Seo, el Pilar… esa visita tan intensa que hizo Einstein y volver a poner en valor esos edificios vistos con otros ojos”, ha concluido Fernández.

CHARLAS, TÍTERES Y DRAMATIZACIONES

Además de la ruta turístico-científica, en marzo los zaragozanos podrán disfrutar de una gran cantidad de actividades para todos los públicos. La Unidad de Cultura Científica ha trabajado en la exposición “1923, paseando con Einstein” que, hasta junio de 2023, mostrará cómo la visita del alemán estuvo estrechamente ligada a la ciencia de primer nivel que se realizaba en Zaragoza. En esta exposición se podrá conocer la cronología de la visita, con numeroso material gráfico de la época, y una documentación bibliográfica de las obras de Einstein.

También se realizarán varias charlas divulgativas que tratarán el legado científico de Einstein, así como el marco histórico y político de su visita o la perspectiva de género en sus trabajos. Además, el antiguo Casino Mercantil, actual sede de Caja Rural de Aragón, acogerá una dramatización del banquete al que acudió Einstein durante su visita que contará con actores y en la que se servirá un menú similar al que pudo probar el científico.

Y para los más pequeños la compañía Títeres de la Tía Elena representará “La pizarra perdida de Einstein”. Una obra en la que tendrán que buscar la pizarra que el científico utilizó durante sus clases en Zaragoza y que posteriormente desapareció. Un viaje que servirá para repasar su excepcional vida y obra y en el que se encontrará con Newton, Ramón y Cajal o el rector Royo Villanova.

LO MÁS VISTO