El centro ha celebrado este lunes la inauguración de las jornadas, que se prolongarán hasta el próximo 22 de diciembre

Sus nombres pueden sonarle a mucha gente, pero no aparecen en los libros de texto ni se estudian habitualmente en las clases. Son 22 mujeres que hicieron historia en diversos ámbitos y que, como tantas otras, fueron silenciadas e invisibilizadas. Ahora el IES Pablo Gargallo de Zaragoza ha querido recordar su legado y lo ha hecho renombrando sus espacios en honor a todas esas mujeres, 11 de ellas aragonesas. Además, para completar este proyecto, el centro ha organizado las jornadas “Renombrando espacios” que se celebrarán a lo largo de esta semana y en las que los alumnos aprenderán en profundidad sobre la vida y obra de estas mujeres. Tres de ellas, Josefa Yzuel, Irene Vallejo e Isa Duque, no han querido perderse esta mañana la inauguración de los actos.

Con este proyecto, el centro educativo pretende visibilizar también el importante capital humano que hay en Aragón, “dando al alumnado referencias cercanas, de nuestra tierra, que les puedan motivar y animar a perseguir sus sueños y a desarrollarse profesionalmente en el ámbito que les apasione”, han explicado desde el instituto. Además de las presentes en la inauguración, Andresa Casamayor, María Moliner, Conchita Gimeno, Josefa Amar y Borbón, Sheila Herrero, Pilar Bayona, Adelina Jiménez y Lita Cabellut completan esa lista de 11 aragonesas ilustres.

En la inauguración, el director del centro, Luis Martín, se ha dirigido a los alumnos con una orden clara: “Quedaos con su pasión, su ilusión y todo el valor que han demostrado para luchar con las adversidades”. El responsable de mediación del instituto, Héctor Baldellou, ha recordado que “estas mujeres fueron discriminadas por el simple hecho de serlo” y ha asegurado que “la falta de referentes femeninos está relacionada con la baja autoestima”. Tal como han comentado, en la web del centro se pueden consultar las placas interactivas que explican la historia de las 22 mujeres y que han elaborado los alumnos de 1º de Bachillerato en su clase de Informática.

Al acto también ha acudido la presidenta de la asociación vecinal de San José, Carmen Valencia, que se ha remontado al origen de esta asociación, en los años 70, “cuando no había libertad ni derechos para las mujeres”. Poco a poco, ha recordado, “fuimos reuniéndonos en los primeros cursos y en talleres, sin que muchos de nuestros maridos lo supieran”. Y así comenzaron a “compartir miedos y risas hasta ahora, que contamos incluso con un punto de apoyo para mujeres víctimas de violencia de género”, ha proclamado. Esta asociación vecinal, que cumple ahora 50 años, colabora habitualmente con la asamblea feminista del IES Pablo Gargallo, “mientras que en otros institutos no quieren saber nada”, ha recalcado Valencia.

A estas palabras se ha sumado la consejera del área de Mujer, Igualdad y Juventud en el Ayuntamiento de Zaragoza, María Antoñanzas, quien ha admitido estar “rodeada de mujeres con las que me siento muy pequeñita”. La consejera ha recalcado que “lo fundamental de este proyecto es la participación de toda la comunidad educativa”, así como la necesidad de “conocer a todas esas mujeres invisibilizadas que han hecho que estemos hoy aquí”. Por su parte, la directora del Instituto Aragonés de la Mujer, María Goikoetxea, ha hecho hincapié en que “la juventud es el futuro pero también el presente, un presente lleno de ideas y oportunidades capaz de lograr una sociedad realmente igualitaria”.

RAP FEMINISTA

Un grupo de alumnos de la ESO ha deleitado a todos los presentes con un original rap feminista, la versión musical de un poema elaborado por la presidenta del AMPA en el IES Pablo Gargallo, Marta Moreno. Sin perder el ritmo han recordado esas 22 mujeres que ahora dan nombre a las aulas en las que pasaran su día a día y lo han hecho ante un público rebosante de aplausos.

Y precisamente desde al AMPA han hecho entrega de sus placas conmemorativas a Josefa Yzuel, Irene Vallejo e Isa Duque. A sus 82 años, la jaquesa Josefa Yzuel ha admitido que saber que su apellido iba a nombrar ahora al Departamento de Física y Química del instituto fue “una gran sorpresa”. A lo largo de su carrera, Yzuel ha pisado mucho mundo “pero siempre llevando lo que había aprendido en Zaragoza”, por eso ha recalcado a los alumnos “que esta jornada os viene a decir que sois capaces de estudiar lo que queráis”.

La escritora Irene Vallejo ha participado en la inauguración de las jornadas

A este respecto ha hecho también alusión Isa Duque, conocida en sus redes sociales como Psicowoman. La psicóloga y sexóloga zaragozana ahora da nombre al Aula del Alumnado del centro, y ha querido leer un texto de su compañero, el escritor Roy Galán, sobre la incertidumbre del futuro y las salidas educativas de los estudiantes.

Y para terminar una emocionante inauguración, la escritora Irene Vallejo se ha abierto en canal confesando que ella mismo sufrió en su propia piel el acoso escolar: “Yo era la rarita que quería estudiar letras y todos me decían que eso no tenía salidas”, ha confesado. Vallejo, que vive también en el barrio de San José, ha reconocido que valora especialmente “el devolver la vida a voces que nos hablan de transgresión”.

Y es que, tal como ha mencionado la escritora, “lo que no se nombra a veces parece que no existe”, e iniciativas como esta permiten “que no solo se ponga nombres de mujeres a los huracanes o las tormentas catastróficas”. Ahora los nombres de 22 mujeres resonarán en el instituto zaragozano y serán recordados para siempre por sus alumnos, a quienes Vallejo ha querido recordar una reflexión: “Nosotras representamos la mitad de la población, pero también hemos dado a luz a la otra mitad”.

LO MÁS VISTO