Maru Díaz atendiendo a los medios
La consejera Díaz ha asegurado que “Ya intentaron esto mismo en Málaga sin ningún éxito”

Desde el Departamento de Ciencia, Universidad y Sociedad del Conocimiento han recibido con estupor la información sobre la nueva universidad privada Niccoló Cusano en la ciudad de Calatayud. La consejera, Maru Díaz, asegura tener “muy poca información” y pide “cautela” a todos los ciudadanos porque “una universidad es una cosa muy seria”.

En cuanto al fondo de inversión y la empresa que quiere instalarse en Calatayud, “por vías oficiales y por canales oficiales no tenemos ninguna documentación al respecto” ha trasladado a los medios Díaz. Únicamente hubo “contactos extraoficiales” con la Directora General de Universidades cuando la consejera se encontraba de baja por maternidad, y se presentó una documentación “muy exigua con la que no se podía trabajar”. “Ya intentaron esto mismo en Málaga sin ningún éxito”, por lo tanto, “cautela”.

“Hay empresas y fondos de inversión que están utilizando de forma mercantilista y especulativa la educación superior” y no “como modelos educativos de enseñanza”. Se trata de un hecho que desde el Ministerio de Universidades ya había detectado y por eso “endureció el Real Decreto”, porque “estábamos cargándonos la calidad de las universidades”, ha recalcado la consejera.

La sociedad italiana aseguraba poder ofrecer doce titulaciones y llenar las aulas con 3.000 alumnos. Pero la consejera ha constatado que “no son Universidades, son meras academias”, y que “una universidad es una cosa muy seria que exige profesionales, doctores, ecosistema, arraigo territorial, investigación y centros de investigación”.

UNA NEGATIVA DE LAS UNIVERSIDADES DE ARAGÓN

El Gobierno de Aragón, la Universidad de Zaragoza y la Universidad San Jorge han salido en defensa del sistema universitario aragonés, tras conocerse que la empresa Societá delle Scienze Umane pretende impulsar este centro en la ciudad de Calatayud para impartir grados y másteres a partir del próximo curso.

Las tres instituciones han puesto en valor que el sistema universitario aragonés garantiza la calidad y la rigurosidad de todos sus centros y titulaciones y está firmemente comprometido con el progreso social, la generación de conocimiento y la formación de profesionales para el futuro. “Nosotros hemos sido muy críticos con este modelo, hay que defender la dignidad y la calidad de lo que se está haciendo en nuestra tierra”, ha denunciado la consejera Díaz. “Creo que flaco favor le hacemos a la investigación, a la Universidad y al sistema de universidad aragonés si a cualquier cosa la llamamos universidad”.

Además, ha recordado que “en nuestra comunidad es ilegal utilizar el término Universidad sin estar acreditado”, y que esta empresa, por lo tanto, no tiene acreditada ninguna en España ni en Aragón.

LO MÁS VISTO