Alumnos aprenden educación vial
El Ayuntamiento espera que más de 10.000 escolares pasen por las instalaciones

El martes ha sido menos martes para los chicos de quinto de primaria del colegio La Salle. Un día de salida cultural siempre es un aliciente, y más cuando se trata de ponerse a los mandos de un coche por primera vez. Así lo han hecho estos chiquillos, que se veían emocionados ocupando sus distintas funciones en la pequeña ciudad de aprendizaje vial ubicada en la Policía Local de Violante de Hungría. La idea es que más de 10.000 estudiantes pasen por ella a lo largo de este curso.

Quizá el kart fuese el elemento que más llamaba la atención, especialmente entre los chicos. Y eso que a alguno parecía que estaría más cómodo en Motorland que en zona policial. Pero ahí se encontraban unos agentes que no dudaban en corregir cariñosamente lo que en la vida real hubiese terminado con una de esas multas que duelen. Las bicicletas, los patinetes y los peatones – con saludos de acera a acera como en cualquier barrio zaragozano – completaban las modalidades de la actividad.

A esta visita han acudido el consejero de Presidencia, Relaciones Institucionales y Seguridad Ciudadana del Ayuntamiento, Ángel Lorén, y la concejal delegada de Seguridad Vial, Ruth Bravo. El primero ha puesto en valor la Escuela Infantil de Tráfico, donde esta semana comienzan las actividades para escolares, realizando una actividad “pionera en España”. La primera aproximación de los jóvenes cuenta con policías que hacen de profesores y que, en algunos casos, también realizaron la actividad de niños.

El año pasado pasaron casi 10.000 alumnos, la práctica totalidad de Primaria y Secundaria, y la idea es superar la cifra. Pero no es la única opción para dar pinceladas al tráfico. Zaragalla también tiene actividades y es “un referente” que el Ayuntamiento desea “mantener y potenciar”. Este año, como novedad, se incorporan actividades con un grupo de mayores y un cuarto programa de universitario.

Por tanto, como los chicos de La Salle, más de un centenar de colegios pasarán por las instalaciones para ir aprendiendo las normas básicas de circulación y comportamiento en la vía pública. Esta será la forma de convivir en la ciudad y, a buen seguro, ahorrarse unos euros que a muchos les ha tocado pagar en forma de multa.

LO MÁS VISTO

TE PUEDE INTERESAR