Normalmente los niños mienten por miedo a las consecuencias que puede suponer decir la verdad. Es fundamental transmitirles la importancia de la sinceridad y de asumir la responsabilidad de la misma.
Una  vez que se ha descubierto la mentira, fomentar la  comunicación para que pueda disculparse y pedir perdón, y también hacerle hablar y pensar sobre los motivos por los que lo ha hecho. Aprovechar para preguntarle como está, si todo va bien en el colegio y por que cree que ha suspendido el examen.

Mi consejo: Mi consejo: dedicar un rato cada tarde a estar con ella haciendo los deberes para que veáis vosotros mismos como se desenvuelve, el nivel de atención y su rendimiento.

NOTICIAS DESTACADAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.