El entrenador del Real Zaragoza, Juan Carlos Carcedo, ha valorado su llegada al Real Zaragoza

Juan Carlos Carcedo ha tomado las riendas del conjunto blanquillo en esta nueva etapa, convirtiéndose en el primer entrenador de la actual propiedad. Tras experiencias internacionales en equipos del más alto nivel, busca llevar a buen puerto al cuadro maño. El primer paso es que la gente se sienta identificada y partícipe, hacer suyo el sentimiento de pertenencia al Real Zaragoza.

Pregunta.- ¿Qué tenía Zaragoza para decantarse tan rápido?
Respuesta.- Fue una decisión muy fácil. El Real Zaragoza tiene una gran historia, una gran afición. Venimos con muchas ganas, con mucha ilusión en este reto, con unos nuevos inversores que también tienen ganas y un proyecto bastante sólido. Fue una decisión rápida pero acertada.

P.- ¿Cómo ve al equipo y a la afición en estos primeros días?
R.- Por la calle van transmitiendo su sentimiento por el club y por los colores. Eso te hace estar responsabilizado de la grandeza que tiene, e intentaremos que la gente se sienta orgullosa de nosotros trabajando para que estén contentos.

El míster busca iniciará conversaciones privadas en pretemporada con los jugadores que han vuelto de cesión

P.- ¿Hay algo que le haya llamado especialmente la atención en este tiempo?
R.- La gente está muy involucrada en el día a día. No es que haya tenido mucho tiempo, pero cuando vas por la calle y paseas, la gente te transmite la ilusión por el nuevo año. Va pasando el tiempo, los aficionados han pasado épocas difíciles, pero la gente vuelve a tener fe en el equipo y ganas de ver a sus jugadores nuevamente.

P.- ¿Qué recuerdo guarda de la afición zaragocista como jugador? Vino con el Leganés…
R.- También fue nuestro primer partido de la temporada el año pasado. Es uno de los sitios a los que quieres ir como futbolista y como entrenador. Siempre tienes ganas porque sabes que es una afición muy fiel, en un estadio que casi va a estar lleno, animando a su equipo. Esas son sensaciones que podemos verlas a favor y es una fortaleza que vamos a tener.

P.- ¿Qué es lo que más le ilusiona?
R.- Ver cómo la gente nuevamente quiere estar pendiente del equipo y ver los partidos. Ya están pendientes de la pretemporada, de con quién vamos a jugar. Somos conscientes de la exigencia y de que va a ser un año largo y difícil, seguro, pero esperamos acabar con una sonrisa.

P.- Ha participado en importantes proyectos, pero su experiencia como líder del barco en fútbol profesional es menor. ¿Qué diría para ganarse plenamente la confianza de la afición?
R.- Tenemos una amplia experiencia. Primero como jugadores, en la categoría de Segunda División es donde siempre hemos estado jugando. Hemos ido creciendo y ahora surge la posibilidad de ponernos como primeros. Unai Emery nos daba mucha participación y el cambio de segundo a primero es solo en la toma de decisiones.

Juan Carcedo ya conoce La Romareda. Foto: Real Zaragoza/Tino Gil

P.- Ha estado en equipos como el Valencia, el PSG, el Arsenal…
R.- Y fui muy partícipe de todo. Muchos de los clubes que hemos tenido que gestionar tenían grandes jugadores. Sabemos la exigencia que va a conllevar en la ciudad de Zaragoza y estamos preparados.

P.- Pasemos al terreno de juego, ¿cuál es el objetivo?
R.- En los últimos años, el equipo ha estado lejos de luchar por esos puestos altos de la clasificación. JIM había logrado un bloque difícil de batir, pero tendremos que mejorar algunos aspectos, sobre todo el ofensivo, para estar en la parte alta de la clasificación.

P.- ¿Qué estilo de juego vamos a ver en el Real Zaragoza para lograrlo?
R.- Mantendremos esas cosas buenas a nivel defensivo, esas cualidades de equipo compacto, pero hemos tenido una cifra de goles baja y esa faceta goleadora va a haber que mejorarla. Vamos a intentar darles herramientas a los jugadores para que la cifra goleadora aumente.

P.- Hablemos de jugadores actuales, ¿qué pieza clave ve en el actual equipo?
R.- Tenemos una buena combinación de jugadores veteranos y jóvenes que van a ser la base del futuro Real Zaragoza. Ahora hay que acertar con los perfiles que nos pueden dar un salto de calidad en esa faceta ofensiva. Estamos viendo perfiles, dando pasos, y en los siguientes días iremos tomando decisiones para que conformemos la plantilla lo más competitiva posible.

P.- ¿Hay algún nombre propio que tenga como jugador imprescindible?
R.- Más que nombres, en esta categoría tan difícil, de 42 jornadas, que sabemos que es una maratón, es más importante sumar gente que se adapte y tenga un recorrido. En la parte de arriba, que es lo que estamos buscando, que sea capaz de hacer gol en años sucesivos. Si tuviésemos la capacidad de coger gente con nombre porque tenemos un gran presupuesto, genial, pero lo ideal es hacer un bloque, un equipo. La palabra equipo es muy importante.

El míster quiere mantener la solidez defensiva en casa. Foto: Real Zaragoza/Tino Gil

P.- ¿Cuándo espera que la plantilla esté cerrada o, como mínimo, bien avanzada?
R.- Lo ideal sería cuanto antes, pero hay una plantilla amplia que tenemos que intentar aligerar. Ya solo por número, no podemos tener más de 25 y ya tenemos más. De los jugadores cedidos, hemos hablado con algunos, con otros aprovecharemos los días de pretemporada para tener conversaciones más individualizadas.

P.- ¿Se marca alguna fecha?
R.- Lo antes posible, porque significaría que nos quedamos con la plantilla hecha y todos los jugadores tienen claro su destino.

P.- ¿Hay alguno de los cedidos que vuelven que le guste particularmente?
R.- Hay varios que sí han tenido muchos minutos, que han hecho buena temporada y han aprovechado para tener continuidad en los equipos donde han estado. Esas charlas individuales nos servirán para ver las motivaciones de cada uno y las necesidades que tenemos como plantilla y como club. A partir de ahí tomaremos decisiones.

P.- Dígame dónde se ve al final de la próxima temporada.
R.- En principio intentamos tener miras mas cortas, pero soñamos con que la gente esté satisfecha con nuestro trabajo. Que tenga ganas de ver los partidos en La Romareda y siga a su equipo. Eso significará que el trabajo es bueno. Y que la gente se sienta partícipe, que ese sentimiento de pertenencia al Real Zaragoza lo hemos hecho nuestro.

Otras Entrevistas

NOTICIAS DESTACADAS