El pastelero Paco Torreblanca sujetando su Goya de Chocolate 2022
Paco Torreblanca ha recibido en Zaragoza el Premio Goya de Chocolate 2022 | Fotos: Laura Trives

Para muchos es el mejor pastelero del mundo y no será por falta de títulos que lo demuestren. Paco Torreblanca lleva dedicando su vida al dulce desde que tiene uso de razón y su panettone, considerado el mejor del mundo fuera de Italia, lo ha catapultado a la fama internacional. Este sábado ha recibido uno más de todos esos reconocimientos que solo hacen crecer sus ganas de seguir creando experiencias gastronómicas. Esta vez, eso sí, ha tenido que hacer un esfuerzo para no caer en la tentación de comerse su premio, el Goya de Chocolate 2022, que ha recibido en Zaragoza en el marco del Salón Internacional del Chocolate Chocomad.

PREGUNTA.- ¿Qué se siente al recibir ese primer Goya de Chocolate 2022?
RESPUESTA.- Mucho orgullo. Que te concedan un Premio Goya de Chocolate la primera vez que se realiza y además en una ciudad como esta, que siempre me ha encantado, es una satisfacción enorme.

P.- ¿Qué le parece que el Salón Internacional del Chocolate se haya trasladado a Zaragoza?
R.- Creo que es casi una obligación para que gente de todo el país pueda disfrutarlo y no solo se centralice en Madrid. Es una iniciativa estupenda y Zaragoza tiene una tradición chocolatera muy importante.

P.- Aragón fue el punto de entrada del chocolate a Europa, ¿se sigue haciendo buen chocolate en la Comunidad?
R.-
Los trapenses fueron los primeros en mezclar chocolates con miel para hacer un producto único, que hoy tiene un crecimiento del 1% anual en todo el mundo. Cada diez años crece un 10%, no sé a dónde vamos a llegar con esto…

Es difícil que en Aragón no se hagan buenos chocolates porque hay buena materia prima, buenos profesionales, y tenéis una fábrica de chocolates de las más importantes. Así que sí, se está haciendo un buen producto, un producto extraordinario.

El panettone de Torreblanca es considerado el mejor del mundo fuera de Italia

P.- Si tuviera que hacer un postre que representara a Aragón, ¿qué llevaría?
R.- Lo haría con un bizcocho de almendras, que por dentro llevaría trocitos de las famosas Frutas de Aragón laminadas, y luego lo cubriría todo de chocolate.

P.- Durante la pandemia hubo un boom de la repostería casera, ¿es una moda pasajera o ha llegado para quedarse?
R.- Aunque la realidad es que hubo un boom en las casas, muchas pastelerías estuvieron cerradas durante un tiempo. Fue una especie de refugio y el chocolate supuso uno de los factores más importantes, porque la gente se quedaba en casa y comía chocolate. Y creo que la afición ha llegado para quedarse y que se incrementará aún más con el tiempo, solo hace falta entrar en este salón y ver el espectáculo que hay dentro y la cantidad de gente que ha venido a verlo.

P.- ¿Cómo consigue un español hacer el mejor panettone del mundo?
R.- Con trabajo y con una de las normas de mi vida profesional, que es no gastar conservantes, colorantes…y utilizar los mejores productos. Es lo que hizo que me dieran el premio al mejor panettone y también el título de mejor pastelero del mundo hace un par de semanas en Milán. Creo que es el trabajo del día a día lo que te hace llegar a conseguir tus objetivos.

P.- Y también la innovación, porque el panettone tradicional lleva pasas y los suyos son muy diferentes…
R.- Sí, hacemos uno con chocolate y especias chinas, otro con avellanas y chocolate con leche, también otro de mazapán y pistachos…Nos gustan las innovaciones, pero indudablemente el de frutas y el de chocolate siguen siendo los reyes.

P.- Se dice que un postre puede convertir una comida en una experiencia mala o excelente, ¿qué postre nunca falla al final de una comida?
R.- Un postre no puede arreglar una mala comida. La mala comida es mala y el postre no lo va a resolver. Eso sí, un postre de chocolate y avellanas tostadas con un buen praliné, que sea delicado pero no muy graso, no muy grande y con poco azúcar, daría un resultado casi perfecto.

La Feria Internacional del Chocolate ha salido por primera vez fuera de Madrid para trasladarse a Zaragoza

P.- Esta feria está demostrando que el chocolate puede tener muchos usos más allá de la alimentación, ¿qué opina de que se utilice este dulce para elaborar mascarillas faciales o pintar obras de arte?
R.- Es una moda y está bien, pero al final el rey es el chocolate que comemos. Además, la gente se está habituando a comer chocolates con menor porcentaje de azúcar, que son más sanos. Y debéis saber que el chocolate contiene muchos polifenoles, que son buenísimos para la salud.

P.- El eterno debate: ¿Es chocolate el chocolate blanco?
R.- El chocolate blanco no existe. Para poder llamarlo chocolate debe llevar cacao. El chocolate de verdad lleva leche, lecitina y manteca de cacao. Por eso el chocolate blanco, como tal, no se debería llamar chocolate.

Otras Entrevistas

LO MÁS VISTO