A partir de enero, la garantía legal de compra se extiende a tres años

La Organización de Consumidores y Usuarios aconseja retrasar “en la medida de lo posible” al mes de enero la compra de regalos tecnológicos y de electrodomésticos dada la “inminente” entrada en vigor, a partir de enero, de la ampliación de la garantía legal de compra a tres años y la extensión de la obligación de la existencia de piezas de reparación a 10 años desde los cinco actuales.

Así lo ha recomendado en un comunicado en el que ha precisado que la primera medida contempla la ampliación del plazo de la garantía hasta tres años y que durante los dos primeros el consumidor no tiene que demostrar la falta de conformidad del producto, lo que, a su juicio, “facilitará” la reparación, teniendo en cuenta que en la actualidad el plazo es de solo seis meses y que, a su entender, “se ha demostrado claramente insuficiente”.

En este sentido, ha puntualizado que, según algunos de sus estudios, el 40% de los consumidores afectados por un problema durante el periodo de garantía “ni siquiera intenta que se lo reparen, por las dificultades que encuentran”.

Repuestos

A este respecto, la OCU ha considerado “muy relevante” también la ampliación del plazo de disponibilidad de los repuestos hasta 10 años, periodo en el que los fabricantes deberán garantizar su existencia y ha resaltado que se trata de una medida que va “en línea” con lo establecido en la Agenda Europea del consumidor lanzada el año pasado por la Comisión y que pretende facilitar la transición ecológica hacia un consumo “más sostenible” así como “luchar” contra la obsolescencia prematura.

No obstante, ha defendido que estas medidas que, según su postura, “van en un sentido positivo”, se deben “completar” con otras, como la creación de un Índice de reparabilidad de los productos, anunciado ya por el Ministerio de Consumo, que permita a los consumidores “elegir los productos más duraderos y sostenibles”.

NOTICIAS DESTACADAS