Roberta Metsola ha sido elegida por mayoría absoluta en la primera votación | Foto: Parlamento Europeo

El Parlamento Europeo ha elegido este martes a la eurodiputada maltesa Roberta Metsola, del Grupo Popular, como nueva presidenta de la Eurocámara con una mayoría absoluta en primera votación.

El Pleno del Parlamento Europeo ha elegido a  Metsola (PPE) por 458 votos de 616 emitidos. La mayoría absoluta se establecía en 309 y, por tanto, la superó ampliamente en la primera ronda de votación.

Metsola, que cumple este martes 43 años, se ha impuesto a las candidaturas de Alice Bah Kuhnke (Verdes/EFA, Suecia) con 101 votos y a la de Sira Rego (La Izquierda, España) con 57.

La cita para el plenario y la renovación de los cargos estaba fijada antes de que, de forma súbita, en la madrugada del 11 de enero el presidente del Parlamento Europeo, David Sassoli, falleciera en un hospital de Aviano (Italia) en el que estaba ingresado desde navidades por un problema de salud.

Honrar a Sassoli

En su discurso de aceptación del cargo Mesola ha dicho sentirse “humilde” a la hora de asumir la responsabilidad. Ha prometido “recoger el testigo” de David Sassoli y honrar su figura “estando siempre ahí para defender a Europa a favor de la democracia, la solidaridad, la justicia, la igualdad, el Estado de Derecho y los derechos fundamentales”.

Igualmente, ha expresado su deseo de que “todos vuelvan a creer en nuestro proyecto” por lo que luchará contra “esa narrativa antieuropea que se arraiga con tanta facilidad y tanta velocidad”, dando «alas» durante la pandemia “a soluciones proteccionistas nacionalistas y aislacionistas”.

Así, ha pedido a los eurodiputados “llevar adelante los principios de los padres fundadores” de la Unión Europea que sacaron al continente de “las cenizas de la guerra y del Holocausto”.

Además, Metsola ha indicado la importancia de defender a los jueces, a los servicios sanitarios, a los oprimidos, a los vulnerables, a las mujeres, a aquellos que son objeto de abuso y a las familias de aquellos que han muerto en ataques terroristas.

También ha considerado necesario trabajar a favor de la comunidad Lgtbi, de todas aquellas personas que son discriminadas por motivos de religión, por el color de su piel, por la identidad sexual, “todos aquellos que creen en la promesa de Europa”.

Tras señalar que ella y los miembros de la Eurocámara pertenecen a las generaciones Erasmus, ha reclamado a los eurodiputados “romper la burbuja de Bruselas y Estrasburgo” para llegar a todos los ciudadanos europeos.

Roberta Metsola ha afirmado que “el mundo que nos rodea es un mundo menos amable ahora de lo que era hace una generación” y ha recordado la crisis entre Ucrania y la Federación de Rusia, además de la situación de Bielorrusia, desafíos que, ha considerado, Europa debe afrontar para ser creíble y ejercer una influencia a nivel mundial. Por otra parte, ha reclamado el final de la división de Chipre “el último país dividido de Europa” y ha instado a recuperar el impulso perdido en relación con los Balcanes Occidentales.

Finalmente, ha subrayado la importancia de trabajar por la igualdad de género, y los derechos de las mujeres: “Hace 22 años Nicole Fontaine fue elegida, 20 años después de Simone Veil. No habrá que esperar dos décadas más hasta que esté ocupando mi lugar otra mujer”. Para concluir su intervención, Metsola ha enfatizado que “Europa ha vuelto y Europa es el futuro. Viva Europa”.

TE PUEDE INTERESAR

LO MÁS VISTO

TE PUEDE INTERESAR