El precio del barril de Brent ha ganado más de un 40% de su valor desde que se inició 2022

La cotización internacional de los futuros del petróleo y el gas natural está descendiendo en Europa cuando se cumplen ya ocho días del ataque a Ucrania perpetrado por el presidente de Rusia, Vladimir Putin. Pese a que durante la jornada han vuelto a tocar sus máximos, la situación ha dado un giro después de que Irán mostrara su disposición a incrementar su producción de hidrocarburos.

En concreto, el precio del barril de Brent de entrega en mayo de 2022, el de referencia en Europa, ronda los 113 dólares, cifra similar a la del cierre de ayer miércoles, tras llegar incluso a rozar los 120 dólares durante la jornada de hoy. En la última semana acumula una subida cercana al 20%.

Con ello, desde que se inició 2022 ha ganado más de un 40% de su valor con respecto a los 79,32 dólares de cierre de 2021, año en que experimentó un incremento del 54,5% dejando atrás el fuerte impacto de la pandemia del coronavirus.

Además, en relación con su cotización de cierre del 21 de febrero de 2020, el viernes previo a que se empezaran a producir muertes en Italia por el coronavirus, el precio del Brent ha subido más de un 90%, puesto que entonces era de 58,50 dólares por barril.

Por su parte, los futuros del gas natural Henry Hub, de referencia en Estados Unidos, bajan un 1%, a 4,71 dólares por millón de unidades térmicas británicas, y los futuros holandeses TTF, de referencia en Europa bajan hasta los 147 euros por megavatio hora (MWh), más de un 10%.

El TTF llegó a rozar los 200 euros por MWh durante la jornada y acumula ahora solo un incremento del entorno del 8% en la última semana.