Sánchez ha pedido “un voto de confianza” a los transportistas autónomos y a las pymes del sector

La ministra de Transportes, Movilidad y agenda Urbana, Raquel Sánchez, ha revelado este martes que el Gobierno se está planteando limitar el precio de los carburantes siempre que obtenga el visto bueno de la Comisión Europea.

Así se ha expresado Sánchez en una entrevista en Telecinco, recogida por Servimedia, donde ha pedido “un voto de confianza” a los transportistas autónomos y a las pymes del sector.

Por otro lado, niega que la Federación Nacional de asociaciones de Transportistas de España (Fenadismer), formada por transportistas autónomos, se haya sumado a la huelga y señala que lo que ha hecho es pedir una mayor concreción a los acuerdos alcanzados ayer con la mayoría del comité Nacional del Transporte por Carretera (CNTC).

“Somos muy conscientes de las reclamaciones del sector y en concreto de los autónomos”, asegura la ministra, quien defiende que las medidas planteadas por el Ejecutivo están muy pensadas para los autónomos y las pymes.

Además, afirma que “van a ser efectivas y las concretaremos en los próximos días” una vez haya tenido lugar el Consejo de Europa previsto para este jueves y el viernes ya que se debe asegurar que se puedan tomar iniciativas que, por ejemplo, limiten los precios.

“Hemos tomado medidas sin precedentes y vamos a seguir haciéndolo», ha proseguido Sánchez, quien apunta que hay más margen para ampliar las bonificaciones de 500 millones de euros ya comprometidas, ya que esa partida es solo para el sector del transporte y habrá otras similares en el plan nacional de respuesta a la guerra.

Sánchez se ha referido también a la huelga indefinida de la Plataforma para la Defensa del Sector del Transporte de Mercancías, organización que no está representada en el CNTC, movilización que cumple ya nueve días.

La ministra reitera su negativa a recibir a dicha plataforma porque “nos reunimos con los que son los representantes legítimos de los transportistas, un órgano regulado por ley”.

“Es lógico que nos sentemos con el Comité”, sentencia Sánchez, quien apunta que “las reivindicaciones son las mismas que se están reproduciendo en el seno del CNTC”. Además, indica que algunas de las peticiones de la plataforma son “inasumibles” y otras ya han sido aprobadas con el real decreto que convalidó recientemente el congreso de los Diputados.

Por último, condena de nuevo “el uso de la violencia y la coacción que se ha producido impidiendo el desarrollo del trabajo de muchos transportistas” y recuerda que el Gobierno ha tenido que movilizar a 24.000 agentes para controlar a los piquetes.

LO MÁS VISTO