El acuerdo de España y Portugal con la Comisión Europea busca topar el precio del gas durante 12 meses

La vicepresidenta tercera y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, ha cifrado este miércoles en “alrededor de un 30%” la reducción en la factura de la electricidad con el acuerdo de España y Portugal con la Comisión Europea para topar el precio del gas durante 12 meses, inicialmente en 40 euros y aumentarlo más adelante para alcanzar un precio medio de 50 euros.

En una entrevista en RNE recogida por Servimedia, la vicepresidenta ha explicado que para quienes tienen la tarifa PVPC indexada al pool eléctrico, verán una reducción en la factura de “alrededor de un 30%”, aunque “depende de cuál sea en cada momento el tipo de generación eléctrica”. No obstante, ha afirmado que la factura “se puede reducir de forma importante” y ha destacado el impacto de la medida para la industria, con un 70% de electricidad consumida que no está compuesta por contratos de largo plazo.

Ribera ha destacado que el tope al gas pactado con Bruselas anunciado ayer es un “buen acuerdo que nos va a permitir contar con un sistema de seguro y reaseguro que nos hará pagar el gas al precio del gas y que el resto de la electricidad no se vea contaminada”.

Además, ha destacado que se conseguirá bajar la inflación y dar un “impulso” para que los consumidores tengan otras ofertas de precio.

Aunque España pretendía lograr un precio tope menor, Ribera ha destacado el hecho de que la medida se vaya a aplicar durante 12 meses, “frente a los iniciales tres o nueve meses”, lo que “nos da estabilidad a lo largo de todo el próximo invierno”.

Por otra parte, al ser preguntada sobre las expectativas para el decreto del plan de medidas en respuesta a la guerra que el Congreso de los Diputados someterá a convalidación mañana, jueves, la vicepresidenta tercera del Gobierno ha considerado que “cualquier diputado preocupado por el interés” de los ciudadanos “debe respaldar un decreto como este” y criticó que “la política de cuanto peor mejor me parece que es una mala cosa que no alivia a nadie”.

A su juicio, el PP hace un planteamiento “un poco pintoresco, o se hace lo que yo quiero o no participo”, mientras que “los socios de investidura en principio mostraron su apoyo, su entendimiento y su respaldo”. No obstante, ha confiado en que el principal partido de la oposición “pueda respaldar” el decreto.

NOTICIAS DESTACADAS