Lesmes hoy junto al Rey y la ministra de Justicia | Foto de Casa Real

El presidente del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) y del Tribunal Supremo (TS), Carlos Lesmes, ha reprendido este miércoles duramente a las fuerzas políticas por ser “incapaces de llegar a un acuerdo sobre la composición del Consejo” y ha reclamado una renovación “urgente” del mismo. Su llamamiento ha sido directo y “solemne” tanto al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, como al líder del primer partido de la oposición, Alberto Núñez Feijóo, a los que ha exigido un acuerdo “en las próximas semanas”.

Cuando se cumplen casi cuatro años de mandato en funciones del Consejo, Lesmes ha avisado en el solemne acto de apertura del Año Judicial que esa renovación debe realizarse de acuerdo con la legislación vigente y sin condicionarla a modificaciones futuras del sistema de elección, como pretende el PP.

En el que ya es su cuarto discurso como presidente en funciones por el bloqueo de la renovación del Consejo, Lesmes ha dicho en presencia del Rey y de la ministra de Justicia, Pilar Llop, que los efectos de la norma impulsada por el Gobierno para impedir los nombramientos cuando los vocales estén en funciones son “devastadores” y están provocando el “estropicio más grande” vivido por la Justicia española en toda su historia.

“La renovación del Consejo debe acometerse con urgencia y de conformidad con la legislación vigente, sin que se pueda supeditar por ninguna fuerza política a sucesivas condiciones que impiden el cumplimiento del claro mandato constitucional del plazo, que no admite interpretaciones”, ha declarado.

Según ha comentado, el Estado de Derecho debe ser preservado por los jueces, “pero no sólo por ellos”. “Es una obligación de todos los poderes públicos sin excepción, de manera que si no existe una actuación conjunta en esa dirección todo el andamiaje sobre el que está construido se resiente o se debilita”, ha manifestado.

Tras constatar que “el escenario político de estos últimos años está debilitándose y erosionando las principales instituciones de la Justicia española”, se ha dirigido directamente a los responsables políticos para solicitar “pública y solemnemente al presidente del Gobierno de España y al jefe de la oposición, máximos responsables de los partidos políticos con mayor representación parlamentaria, que se reúnan con urgencia y lleguen a un acuerdo que ponga solución definitiva a esta situación insostenible, de manera que el Consejo General del Poder Judicial sea renovado en las próximas semanas o, de no serlo, sea restituido en la plenitud de sus competencias, otorgando a esta petición la relevancia constitucional y democrática que realmente tiene y dejando de lado todo interés de partido”.

“De no ser atendido este llamamiento que hoy hago, será preciso reflexionar sobre la adopción de otro tipo de decisiones que ni queremos ni nos gustan”, ha advertido. Y ha remachado dirigiéndose al Rey: “Este emplazamiento urgente se lo debemos, señor, a los jueces españoles que legítimamente esperan que quien les representa no permanezca impasible ante el deterioro de sus principales instituciones y, por extensión, de la Justicia entera. Por respeto a la dignidad de las Instituciones que presido, resultaría inadmisible mantenerse impávido en esta responsabilidad, ante esta situación insostenible e inaceptable”.