Desde el Ejecutivo se descarta la subida de 10 años, de 25 a 35, para el cálculo de la pensión

El ministro de Inclusión, Migraciones y Seguridad Social, José Luis Escrivá, ha descartado este lunes la posibilidad de que el periodo de cómputo de cotización de las pensiones vaya a elevarse a 35 años respecto a los 25 actuales.

En declaraciones a Radio Nacional, recogidas por Servimedia, el ministró se ha referido a la ronda de conversaciones que el Gobierno inicia esta semana con los agentes sociales para el último tramo de la reforma del sistema de pensiones, que abordará la elevación gradual de la pensión máxima y la ampliación del tiempo de cotización para el cálculo de la pensión.

Sobre este alza del cómputo, se ha planteado la opción de subir los 25 años actuales del periodo de cálculo a 35, pero Escrivá lo ha descartado. “En ningún caso estamos hablando de 35 años, estamos hablando de pequeños ajustes”, afirmó el titular de Inclusión, quien, no obstante, ha puntualizado que el Gobierno no quiere decantarse por ninguna alternativa y prefiere hablarlo y acordarlo con patronal y sindicatos.

Escrivá se ha mostrado optimista sobre el diálogo con los agentes para reeditar de nuevo el acuerdo en esta última fase de la negociación del sistema de pensiones. “Con amplitud de miras se ha ido pactando, y sigo pensando que va a ser así y que estos últimos elementos tendrán el máximo consenso, porque responden a recomendaciones del pacto de Toledo y tienen mucho sentido”, ha afirmado.

Respecto a la revalorización de las pensiones a partir de enero de 2023, no ha querido adelantar un porcentaje y ha dicho que se sabrá cuando se conozca en noviembre el IPC, pero, a su juicio, “no debería separarse mucho de la media (de la inflación) de estos meses”.

NOTICIAS DESTACADAS