Se esperan tormentas sobre todo en el País Vasco, Navarra y Aragón

Los restos del huracán Danielle, transformado ya en borrasca exDanielle, traerán desde este lunes las primeras lluvias en amplias zonas de España desde el pasado mes de abril y un descenso de temperaturas en muchos lugares, lo cual se traducirá en un adelanto del tiempo otoñal durante varios días.

“La borrasca exDanielle se situará unos cuantos días al oeste de la península, enviando desde su posición frentes que van a regar buena parte de nuestro territorio, especialmente la mitad occidental peninsular y el entorno de los Pirineos. Es el primer episodio de lluvias que cae en amplias zonas de nuestro país desde el pasado mes de abril”, según Rubén del Campo, portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

Además, las temperaturas bajarán notablemente entre el lunes y el martes en la mayor parte de España, de manera que el ambiente será fresco en la mitad occidental peninsular durante la primera mitad de la semana.

Predicción de la Aemet

La predicción de la Aemet, recogida por Servimedia, indica que los termómetros marcarán más de 28 grados desde el martes hasta el jueves solamente en zonas de las provincias mediterráneas, parte del Cantábrico, el valle del Ebro y Baleares.

Así pues, el primer temporal de la temporada otoñal -el otoño meteorológico comenzó el pasado 1 de septiembre- marcará el tiempo en muchas zonas de España desde este lunes y durante buena parte de la semana.

Ya con la borrasca exDanielle situada en el Atlántico y próxima a las costas de Lisboa, lo más destacado de este lunes serán las precipitaciones localmente fuertes y persistentes que se producirán en el norte de Extremadura y el oeste de Galicia, de Castilla y León y de Andalucía.

Además, se esperan tormentas en el este de la península, sobre todo en el País Vasco, Navarra, Aragón, este de Castilla-La Mancha e interior de la Comunidad Valenciana, donde localmente podrían ir acompañadas de granizo.

Este lunes se notará un importante descenso térmico en la mitad oeste de la península, de hasta 8 o 10 grados con respecto al domingo en Extremadura y Andalucía oriental. En cambio, seguirá el calor en el resto de la península y Baleares. Y habrá rachas de viento fuertes en zonas de montaña

Un frente asociado a la borrasca exDanielle penetrará este martes en la península. Las precipitaciones se extenderán de oeste a este, con lo que lloverá de forma generalizada, salvo en el Cantábrico, la costa mediterránea y el sureste, así como en Baleares.

En el resto de la península podrían aparecer lluvias en ocasiones acompañadas de tormenta, más frecuentes y abundantes en el oeste de Galicia, el oeste de Castilla y León, el entorno de la Cordillera Cantábrica, Extremadura, Andalucía oriental y el Sistema Central.

Lo mismo ocurre con buena parte de Aragón, el oeste de Cataluña, el interior de la Comunidad Valenciana y el este de Castilla-La Mancha. En estas zonas de la mitad oriental, las precipitaciones estarán acompañadas de tormenta y podrán ir también acompañadas de granizo y fuertes rachas de viento.

Las temperaturas bajarán en amplias zonas de España, salvo en las costas del Mediterráneo y del Cantábrico, y en Baleares.

El descenso térmico será acusado en el centro y este peninsular, donde las temperaturas máximas se quedarán hasta 10 a 12 grados menos respecto del día anterior. Por ejemplo, Zaragoza pasará de 37 grados el lunes a 27 el martes y otras caídas notable se producirán en Madrid (de 35 a 27), Cuenca (de 35 a 24), Jaén (de 37 a 26) y Granada (de 37 a 29). “Pasaremos, por lo tanto, de un ambiente plenamente veraniego a un ambiente un poquito más otoñal”, resumió Del Campo.

Este miércoles continuarán las precipitaciones en la mitad oeste y la zona centro de la península, con lluvias ocasionalmente acompañadas de tormenta que también podrán producirse en los Pirineos, donde pueden ser abundantes.

Las lluvias también abundarán en el oeste del Sistema Central, el norte de Extremadura y Galicia. También puede llover en las regiones mediterráneas.

Las zonas con menor probabilidad de lluvias serán el interior de la mitad oriental peninsular, es decir, Navarra, oeste de Aragón, La Rioja y centro de Castilla-La Mancha y de Andalucía.

Los termómetros no variarán demasiado, aunque las temperaturas subirán precisamente en esas zonas del interior oriental donde no se esperan lluvias. Bajarán un poco en Castilla y León, las regiones mediterráneas peninsulares y Baleares. Bilbao, Girona, Palma y Zaragoza rondarán los 32 o 34 grados, mientras que Cáceres, Madrid y Sevilla se quedarán 24 y 27.

La situación será similar este jueves, con lluvias en el Cantábrico, Pirineos y otros puntos del tercio norte peninsular, así como en la mitad oeste y el centro peninsular, aunque las precipitaciones serán algo más débiles y dispersas en estas dos últimas zonas respecto al día anterior. En el tercio oriental y en Baleares no se puede descartar algún chaparrón ocasional y disperso.

Las temperaturas subirán en el área mediterránea y en el noroeste. El ambiente será el propio para la época del año.

Este viernes permanecerá cierta inestabilidad sobre la península y Baleares, con lluvias sobre todo en el Cantábrico y posibles chubascos tormentosos en el norte y el este de la península, así como en Baleares.

La atmósfera se irá estabilizando a lo largo del fin de semana, aunque todavía podría haber algún chubasco en el este peninsular y en Baleares. Las temperaturas tenderán a subir, sobre todo en el suroeste de la península.

En cuanto a Canarias, habrá intervalos nubosos durante la primera mitad de la semana, con posibles lluvias débiles sobre todo en el norte y el este de las islas.

Con vistas al fin de semana, un área de bajas presiones podría provocar lluvias y una bajada de temperaturas en el archipiélago.

NOTICIAS DESTACADAS