Según el estudio, en primaria destacan los problemas psicológicos del agresor

Casi uno de cada cuatro alumnos (el 24,4%) percibe que hay un caso de acoso escolar en su clase, una situación que ha aminorado porque antes de la pandemia lo creían así tres de cada cuatro alumnos (34,1% en 2019).

Aunque repunta el acoso escolar tras la pandemia (en 2020 el 15,2% de los alumnos detectó acoso en su clase), los porcentajes van a la baja tras la covid, según concluyen la Fundación Mutua Madrileña y la Fundación ANAR en el IV Informe sobre acoso escolar ‘La opinión de los estudiantes’, el estudio anual sobre acoso escolar publicado este martes y que recoge la opinión de estudiantes y docentes.

La mayoría piensa que el acoso escolar afecta a una sola persona (51,3%) y que la víctima lo lleva sufriendo desde hace más de un año (un 29,9% así lo considera). Entre los motivos por los que se produce el acoso escolar destacan el aspecto físico de la víctima (56,5%) y las cosas que hace o dice (53,6%). Menos frecuente, pero también destacable son las buenas notas (20,7%) o el hecho de que el agresor sea agresivo (20,2%).

A pesar de que las agresiones físicas se reducen (los golpes y patadas pasan del 38% de 2020-21 a un 31,8% en el estudio actual), tres de cada cuatro (72,6%) que se producen se lleva a cabo entre varias personas. Un incremento que viene registrándose desde el informe anterior.

Asimismo baja el ‘ciberbullying’. Sólo un 8,2% piensa que alguien en su clase es víctima de este tipo de acoso virtual (16 puntos porcentuales menos que en 2020-21). No obstante, WhatsApp sigue siendo el principal medio por el que se produce el ‘ciberbullying’ (66,9%), pero entran en escena con fuerza Instagram (53,1%) y TikTok (48,6%).

Finalmente, al preguntar a los alumnos si han podido participar en una situación de ‘bullying’ o ‘ciberbullying’ sin darse cuenta, uno de cada cuatro (24,4%) reconoce que sí lo ha hecho, un porcentaje 2,6 puntos más alto que en 2020 y 2021.

En cuanto a la percepción que tienen los alumnos/as sobre la respuesta del centro a los casos de acoso, sigue resultando llamativo que un 45,4% de los chicos y chicas perciba que su profesor no hace nada y hasta seis de cada diez (61,7%) que su centro escolar no hace nada. También roza la mitad (46,8%) el porcentaje de alumnos/as que cree que sus compañeros no hacen nada.

‘La opinión de los estudiantes’ se ha llevado a cabo con los testimonios de una muestra de 5.123 alumnos/as y 229 profesores (1,1% error muestral al 95%). Este informe se ha realizado gracias a los 691 talleres que ambas instituciones han impartido en 301 centros educativos repartidos por cinco comunidades autónomas (Comunidad de Madrid, Comunidad Valenciana, Castilla y León, Islas Baleares e Islas Canarias) desde septiembre 2021 a junio 2022, beneficiándose 13.143 alumnos.

Profesores

El estudio de acoso escolar realizado por las fundaciones Mutua Madrileña y ANAR también pregunta a los profesores sobre su percepción del acoso escolar. Casi la mitad del profesorado (45,9%) ha tenido conocimiento de algún caso de acoso escolar. De estos, más de la mitad (56,5%) son profesores de secundaria.

En opinión del profesorado, como aspectos bastante o muy decisivos para que se produzca el acoso escolar están el uso indebido de las nuevas tecnologías/redes sociales (95,2%), la presión del grupo de amigos (94,3%), la falta de respeto a las diferencias (93%), la falta de una gestión emocional adecuada en los niños, niñas y adolescentes para resolver conflictos (92,1%) y la normalización de la violencia (91,3%).

Los agresores son vistos por los profesores como personas que tienen sentimiento de superioridad (76,7%) y con falta de habilidades sociales (73,5%). En ambos casos, se aprecia un incremento en 2022 en relación con 2020 y 2021. En primaria, destacan los problemas psicológicos del agresor (inseguridad, baja autoestima, frustración, miedo al rechazo…) (55,6%) como el motivo más frecuente.

En cuanto a las acciones que propone el profesorado para que las familias contribuyan a prevenir el acoso escolar están el prestar más atención a sus hijos (88,5%), hacer buen uso de las nuevas tecnologías/redes sociales (88,1%) y educar en valores (86,7%). Y, sobre las intervenciones que consideran más efectivas, destacan la sensibilización y prevención de especialistas (86,3%), protocolos de actuación (78%) y formación del profesorado (75,3%).

NOTICIAS DESTACADAS