Turistas paseando por la calle Alfonso de Zaragoza
El mes de octubre se estrenará con el veranillo de San Miguel

El mes de septiembre, que se despedirá este viernes, afronta una recta final con lluvias principalmente en el norte de la península y con cielos más despejados en el sur, con temperaturas más suaves durante el día que descenderán de noche hasta obligar a llevar abrigo en algunas zonas del norte, mientras que octubre se estrenará este fin de semana con veranillo de San Miguel.

Este fin de semana llegaron las primeras noches gélidas del otoño. Según datos de la Aemet, recogidos por Servimedia, Cap de Vaquèira (Lleida), a casi 2.500 metros de altitud, se convirtió en el punto más frío el sábado (-1,7 grados), el domingo (-1,6) y este lunes (-2,1). Esta situación continuará en los próximos días, con capitales del norte por debajo de los cinco grados, como Ávila, Burgos, Segovia y Soria.

MARTES Y MIÉRCOLES

El martes y el miércoles serán días más tranquilos, aunque aún quedarán restos de inestabilidad y soplarán con fuerza vientos del noroeste en zonas del norte de la península y en Baleares, donde quedará un ambiente fresco y desapacible. Así, habrá muchas nubes en el tercio norte peninsular, con lluvias en el norte de Galicia, las regiones cantábricas y Pirineos.

En el resto de la península no se esperan lluvias significativas, aunque podría caer algún chaparrón en el nordeste de Cataluña y en Baleares.

Las temperaturas no variarán demasiado esos dos días, si acaso subirán ligeramente y el ascenso más acusado llegará al área levantina peninsular. “En general, hablaremos de temperaturas normales para la época del año, aunque con un ambiente desapacible por los vientos del norte y noroeste, que soplarán con más intensidad en la mitad norte y en Baleares”, comentó Del Campo.

Además, las noches serán un poco frescas. “Capitales como Ávila, Burgos, Soria o Teruel podrán bajar hasta cinco grados de temperatura mínima de madrugada, así que habrá que abrigarse en el interior de la península”, indicó Del Campo. En cambio, en las horas centrales del día se rondarán los 30 grados en Alicante, Córdoba, Murcia y Valencia.

JUEVES Y VIERNES

Por otro lado, el paso de una vaguada (una especie de lengua de aire frío en niveles medios y altos de la troposfera) provocará el jueves y el viernes un aumento de la inestabilidad. Las lluvias en el Cantábrico se intensificarán, ayudadas por los vientos húmedos del norte, con lo que las precipitaciones podrán ser allí abundantes y persistentes.

También se esperan chubascos en el área mediterránea peninsular y Baleares, con posibilidad que sean localmente intensos. El resto de la península tendrá intervalos nubosos, sin descartar algunos chaparrones en sistemas montañosos. Y seguirán soplando vientos intensos del norte y del noroeste.

Lo más probable es que las temperaturas bajen el jueves, cuando habrá un ambiente fresco para la época en la mitad norte peninsular, y el viernes se iniciará un progresivo ascenso.

FIN DE SEMANA

El veranillo de San Miguel volverá este año fiel a su cita en este primer fin de semana de octubre, con lo que continuará el ascenso térmico iniciado el viernes. Lo más probable es que vuelvan las condiciones anticiclónicas a España, con cielos poco nubosos, alguna lluvia en el extremo norte y temperaturas altas para la época.

“Podríamos iniciar octubre superando los 30 grados en zonas de la mitad sur peninsular e incluso los 32 grados en puntos de Andalucía y de Extremadura”, recalcó Del Campo.

CANARIAS

Respecto a Canarias, este martes irán remitiendo las lluvias asociadas al ciclón tropical Hermine, aunque podría llover en La Palma y zonas de Gran Canaria, pero de forma mucho más débil. Además, se esperan vientos del suroeste con rachas muy fuertes en las cumbres de Tenerife.

A partir del miércoles se restablecerá el régimen habitual de vientos alisios del nordeste, que soplarán con intensidad en las zonas expuestas. Habrá intervalos nubosos y algunas lloviznas en el norte de las islas más montañosas, y cielos más despejados en el resto del archipiélago.

Las temperaturas apenas cambiarán en los próximos días, aunque no se descarta un ascenso apreciable durante el fin de semana.

LO MÁS VISTO