Los ponentes en un momento de la charla
Los participantes del acto organizado por Servimedia. Foto de Jorge Villa

Expertos en el sector energético han asegurado que la construcción de plantas de biogás permite a los ganaderos desarrollar “el ciclo completo de la economía circular”, reduciendo además sus costes e incrementando sus ingresos.

Así lo han sostenido el vicepresidente de la Asociación Española del Biogás, Luis Puchades; el director de Diversificación de Negocio de Redexis, Miguel Mayrata; y el traders de Biometano de Pavilion, Carlos Aguirre, en un diálogo en Servimedia titulado «Gas Renovable: una oportunidad inminente para España en el nuevo contexto energético», donde estos expertos han valorado también que esta tecnología permitiría la creación de cientos de miles de puestos de trabajo cualificados en la conocida como España vaciada. Por ello, han lamentado que actualmente la tramitación de una planta puede requerir cuatro años cuando su construcción se lleva a cabo en unos ocho meses.

Según Puchades, el biometano es clave para la sostenibilidad del sector agrario ya que “promocionar» este tipo de proyectos permite «la diversificación de ingresos de los agricultores y ganaderos”, además de resolver el problema de la gestión de sus residuos.

“Con una planta de biogás la actividad es más verde y se producen menores costes de gestión de purines y estiércoles”, ha sostenido Puchades, quien también ha destacado que permite obtener fertilizantes más baratos y de mejor calidad.

En esta línea, tras recordar que “España es una potencia agroalimentaria y ganadera”, ha añadido que “millones de toneladas de residuos pueden ser valorizados a través de la producción de gas renovable y de fertilizantes”.

Por todo ello, ha hecho hincapié tanto en el valor medioambiental de la apuesta por el desarrollo de los gases renovables como por el impuso que pueden suponer para el desarrollo rural y la creación de empleo en la España vaciada.

Por su parte, Aguirre ha señalado que para los agricultores y ganaderos, que “ya tienen” los residuos, “si no los tratan ya están emitiendo y la alternativa es no hacer nada”. Como contraposición, ha destacado que con las plantas de biogás «el ganadero tendrá rentabilidad y el consumidor de gas le va a ver el beneficio de la garantía de origen” que le permitirá compensar sus emisiones.

En este contexto, ha sostenido que la construcción de estas plantas que tienen un coste medio de unos 10 millones de euros, resulta rentable a largo plazo. “Pensamos que ya lo son”, ha reiterado.

En esta línea, Mayrata ha señalado que “a la conciencia se une la necesidad y el sector ganadero tiene la necesidad imperiosa de tratar sus sustratos”. De hecho, ha apuntado que actualmente, en muchas ocasiones, no se autoriza la apertura de nuevas granjas por la gestión de las eyecciones y los purines.

MACROGRANJAS

A este respecto, los expertos han coincidido en que las plantas de biogás pueden ser clave para reducir los grandes problemas asociados a los olores y las emisiones de las explotaciones de ganadería intensiva, las conocidas como macrogranjas.

“Estos efectos se pueden eliminar con una planta de biogás”, han sostenido antes de recordar que los fertilizantes que se obtienen después de que se haya extraído la energía de los residuos son de mejor calidad.

Como conclusión, han abogado por el desarrollo del biometano por su papel en la gestión de los residuos, la producción de energía y la creación de fertilizantes, además de permitir a los ganaderos reducir sus costes asociados a la gestión de las eyecciones y la propia energía “desde el momento en que se monta una planta de biometano”.

NOTICIAS DESTACADAS