radiador de una casa apagado
Los consumidores de gas están teniendo serios problemas para cambiar a tarifa regulada

La vicepresidenta tercera y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, ha exigido a las comercializadoras de gas que dimensionen sus plantillas para que no se paralice el paso de los consumidores que lo soliciten a la Tarifa de Último Recurso (TUR), la tarifa regulada del gas.

Así se ha expresado Ribera en unas declaraciones a la prensa en Ifema, donde fue ha sido preguntada por la investigación abierta por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ante las dificultades de las compañías para tramitar este paso a la tarifa regulada.

Es la tarea que tiene competencia”, ha sostenido Ribera, quien defiendo que la CNMC “debe velar porque los operadores dimensionen sus plantillas para poder responder a las necesidades de los clientes”.

A este respecto, admite que la avalancha” de solicitudes puede explicar este bloqueo de los servicios de atención al cliente, pero añade que las compañías se deben planear que “lo que hay que hacer es dimensionarlos para que sí que estén preparados”.

Por otro lado, la vicepresidenta critica la falta de transparencia de las compañías eléctricas a raíz de la publicación de los resultados de Iberdrola, compañía que se anotó unas ganancias de 3.100 millones hasta septiembre, cerca de un 30% más que el año pasado.

“Es muy importante que las cuentas sean transparentes”, afirma Ribera, quien apunta que “es importante para entender cómo se configuran los precios y dónde se generan los beneficios”.

En esta línea, señala que “los beneficios extraordinarios deben ser mucho más repartidos” y no se deben producir “a cambio de un incremento de costes para los consumidores”.

Por ello, ha concluido que el sector “debe ser mucho más transparente que hasta ahora”.

LO MÁS VISTO