Sánchez, durante su intervención en la Cumbre del Clima de Sharm el-Sheikh
Sánchez, durante su intervención en la Cumbre del Clima de Sharm el-Sheikh (Egipto)

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha subrayado este lunes en Sharm el-Sheikh (Egipto) que España movilizará otros 30 millones de euros más en diferentes iniciativas internacionales de lucha contra el cambio climático.

Sánchez ha hecho esas consideraciones en el Plenario Nefertiti de la 27ª Cumbre del Clima (COP27), que se celebra en Sharm el-Sheikh (Egipto) y que este lunes ha contado con un primer segmento de alto nivel con la intervención de cerca de un centenar de jefes de Estado y de Gobierno.

Desde la histórica conferencia climática de París (Francia) en 2015, estos encuentros internacionales empiezan con un tramo inicial jalonado de discursos de dignatarios de todo el mundo, que en Sharm el-Sheikh se alargará hasta este martes. Esta vez no intervendrán los dirigentes de algunas de principales economías contaminantes, como Estados Unidos, China, Rusia e India.

Sánchez se ha presentado ante el plenario como un líder comprometido contra la crisis climática, a la que no deja de lado “por ignorancia o indiferencia” para no causar daños al planeta, dicotomía recogida en la declaración final de la primera Cumbre de la Tierra, celebrada en Estocolmo (Suecia) en 1972. “La primera pudo ser esgrimida durante un tiempo como atenuante; la indiferencia, en cambio, no absuelve ante el tribunal de la posteridad”, ha añadido.

Ha recalcado que “España no puede permanecer indiferente” y ha enumerado varios compromisos en este sentido: 20 millones de euros adicionales al Fondo de Adaptación, cinco millones para la Alianza Internacional para la Resiliencia ante las Sequías (lanzada hoy por España y Senegal en la COP27), tres millones para el Mecanismo de Observación Sistemática de la Organización Meteorológica Mundial (OMM) y dos millones para la Red de Santiago (creada en la Cumbre del Clima de Madrid 2019 para ofrecer asistencia técnica a países vulnerables a los efectos climáticos).

A todo ello ha añadido que el Gobierno aprobará “en breve” la estrategia de financiación climática internacional y ha recordado que España fue el primer país en contribuir al Fondo para la Resiliencia y la Sostenibilidad del Fondo Monetario Internacional (FMI).

DOÑANA

Además, ha puesto un ejemplo español de los estragos del clima: el humedal del Parque Nacional de Doñana. No en vano, la Comisión Europea ha advertido a España de que podría acudir por segunda vez al Tribunal de Justicia de la UE y solicitar multas económicas si prosperan las proposiciones de ley presentadas por el PP, Ciudadanos y Vox en el Parlamento de Andalucía para regularizar hasta 1.460 hectáreas de cultivo de regadío ilegales ubicados al norte de la Corona Forestal de Doñana.

“Doñana es un lugar en el que a las presiones locales se suman el impacto de sequías extremas sin precedentes, la salinización de acuíferos y los cambios en la línea de costa. La combinación de todos estos factores amenaza su propia existencia. Solo un compromiso político máximo a todos los niveles podrá dar respuesta a todos estos desafíos”, ha apuntado.

Por ello, ha subrayado que “España elige compromiso y ambición climática”, y apoya la movilización de recursos públicos y privados para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, mejorar la gobernanza climática internacional y garantizar una financiación adecuada en adaptación, así como en pérdidas y daños para compensar a los países más vulnerables, asuntos que estarán en las negociaciones de la COP27 durante los próximos días.

“Se trata, en definitiva, de hablar con hechos y no solo con palabras. Hoy España cuenta con un marco normativo coherente desde el que alcanzar la neutralidad climática en el año 2050 y hasta un 30% de los presupuestos de la Administración General del Estado se dedican a combatir los efectos del cambio climático apostando rotundamente por las energías renovables, por el autoconsumo, por la electrificación del sector del transporte, por la rehabilitación y la eficiencia energética de nuestro parque de viviendas”, ha apostillado.

En este sentido, ha subrayado que “la crisis energética provocada por la guerra en Ucrania no puede ser una excusa para postergar los compromisos ni faltar a la palabra dada”. “Al contrario, ha de ser una motivación adicional para acelerar la transición ecológica. Y así lo entendemos desde España, así también lo ha hecho Europa. Hemos tenido que reaccionar ante un ‘shock’ y sustituir rápidamente el 40% del suministro de gas, pero, al mismo tiempo, nos hemos reafirmado en la necesidad de dar un nuevo impulso a nuestra transición energética”, ha dicho.

AGENDA DEL DÍA

Tras mantener sendos encuentros con el secretario ejecutivo de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (Cmnucc), Simon Stiell, y la primera ministra de Túnez, Najla Bouden, Sánchez ha presentado junto al presidente de Senegal, Macky Sall, la Alianza Internacional para la Resiliencia frente a las Sequías, una iniciativa hispano-senegalesa con el fin de combatir la escasez de agua y la desertificación que irá sumando adhesiones en la COP27.

Después, Sánchez ha pronunciado su cuarto discurso en una Cumbre del Clima, tras las celebradas en Katowice (Polonia) en 2018, Madrid en 2019 y Glasgow (Reino Unido) en 2021, puesto que esta fue aplazada un año tras el estallido de la pandemia de la covid-19.

LO MÁS VISTO