El 57% de las personas que se dedican a cuidar a un familiar son mujeres

´

Así se ha puesto de manifiesto durante el diálogo ‘Cambio del modelo estatal de cuidados de larga duración’, un acto organizado por la agencia de noticias Servimedia en el que, moderados por su director, José Manuel González Huesa, han participado el secretario de Estado de Derechos Sociales, Nacho Álvarez; el presidente de la Plataforma de Mayores y Pensionistas, Ángel Rodríguez; la presidenta de la Fundación Pilares, Pilar Rodríguez; la directora de la Cátedra de la Unesco Mujeres, Desarrollo y Culturas de la Universidad de Vic, Sandra Ezquerra, y Dolors Comas, profesora de Antropología Social y Cultural en la Universidad Rovira i Virgili.

En su intervención, Pilar Rodríguez ha constatado que el Estado del bienestar en España “casi se sostiene por las familias”, hasta el punto de que alrededor del 70% de los cuidados lo soportan ellas. “Si se declaran en huelga, esto se viene abajo”, ha afirmado.

1,2 MILLONES DE PERSONAS EN ESPAÑA CUIDAN A UN FAMILIAR

Por ello, ha invitado a las autoridades a “conocer sus necesidades y peticiones”, apoyándose en los resultados de dos estudios que la Fundación Pilares ha elaborado. En ellos se pone de manifiesto que un 1,2 millones de personas en España cuidan a un familiar, siendo el perfil mayoritario el de una mujer (57%) frente al de un hombre (44%), a pesar de que esta brecha se está reduciendo.

Esta realidad provoca que las mujeres sufran “más perjuicios” para su salud y un “daño moral y emocional” que puede desembocar en “depresiones” al tener que dejar de frecuentar a su círculo de amistades y al renunciar a su rutina.

En ese sentido, el 30% de las cuidadoras en España son únicas, no cuentan con el apoyo de nadie, lo que les llevan a sentirse “verdaderamente atrapadas en una situación de cuidados y en una dinámica de la que no pueden salir y que les deja sin un modelo de vida”. «No es lo mismo que cuidar a los hijos, que se elige cuando se tienen, esto te sobreviene”, ha indicado.

FALTA DE FORMACIÓN PARA LOS CUIDADOS

Además, ha explicado que siete de cada diez personas no han recibido formación para los cuidados, por lo que “si no hay apoyo, formación y servicios de respiro, es complicado”. Del mismo modo, expuso que el gasto estimado de las familias españolas para cuidar a sus familiares en situación de dependencia asciende a 6.000 euros al año.

Por su parte, Dolors Comas ha manifestado que las familias con un pariente en situación de dependencia se encuentran en una “situación muy precaria”, lo que les lleva a “contratar a una cuidadora porque es lo más barato”. Esto provoca que no se formalicen contratos porque los cuidadores mayoritariamente son mujeres migrantes sin formación que cobran entre 500 y 600 euros.

Por esa razón, conminó a las autoridades a intentar “arreglar esto”, lo que pasa por “incrementar la atención domiciliaria” y adecuarla a las necesidades de las personas.

SUELDOS BAJOS

Además, Comas ha denunciado los sueldos tan bajos que cobran los profesionales que trabajan en residencias. «Lo que ganan en la mayoría de las comunidades autónomas no llega a mil euros», comentó.

También ha recalcado que «se necesita tiempo para cuidar» porque cada vez hay una mayor presión asistencial y «se genera, aunque no se quiera, maltrato». «En cuanto un empleado le tiene que decir a un paciente que no le puede atender más porque tiene que ocuparse de otros», ha lamentado.

LO MÁS VISTO